Se encuentra usted aquí

“Preocupa cambio climático"

24/03/2016
02:13
-A +A

El cambio climático, captación de agua y apoyo a productores es la tarea que preocupa a la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedea), por ello el titular de dicha dependencia, Tonatiuh Cervantes habló para EL UNIVERSAL Querétaro sobre los retos del sector.

¿Cómo encuentra la dependencia, en qué condiciones y desde dónde se tiene que partir?

Nosotros hacemos una evaluación de la actividad agropecuaria y de desarrollo rural del estado por lo menos de 18 años a la fecha, no estamos evaluando el ejercicio inmediato anterior, porque Querétaro ha tenido una desarrollo agropecuario que con el paso de los años se ha ido desarrollando hacia diferentes vertientes.

Principalmente, en algunos años, hacia la agricultura y la ganadería que eran los dos aspectos más importantes; hoy viven en el estado más de medio millón de habitantes del sector rural y tenemos aproximadamente 56 mil productores agropecuarios, de estos, prácticamente el 80% se dedican a actividades agrícolas, y el resto a actividades de ganadería.

Pero hoy en día, después de estos 18 años, de convivir en un sector agropecuario muy vinculado a las zonas urbanas por los flujos de personas, la industria, los servicios y el comercio, encontramos que hay una redimensión del sector rural que es trabajo de este gobierno entender esta nueva conceptualización del sector rural, no sólo en el aspecto de agricultura y ganadería, sino entender que hay una dinámica económica y social diferente.

Querétaro es un estado pequeño, en donde hay un sistema de comunicación importante a través de carreteras, medios de comunicación, los propios municipios en su quehacer local hoy deben darle otra perspectiva al sector rural como un sector económicamente importante para los siguiente años.

¿Hacia dónde va la situación del campo, para dónde tiene que caminar el campo queretano?

El camino es observar a la comunidad rural como parte de la sociedad de este gran estado, creemos que uno de los objetivos primordiales es articular y que el sector rural no esté aislado de todo lo que sucede en el desarrollo comunitario e industrial.

Es importante resaltar que tenemos un sector agrícola, pecuario y agroindustrial muy importante con empresas que están realizando inversiones muy fuertes, en donde ya se están dando ejercicio de exportación, por ejemplo en el caso de la vitivinicultura, el caso de los invernaderos y de algunas actividades pecuarias.

Pero también observamos una población, en este sector, que se encuentra en un rezago importante, en lo que debemos de entender que a nivel regional debemos trabajar de manera articulada con otras dependencias, pues para lograr un bienestar social tenemos que verlas de manera integral, y no únicamente en los aspectos inherentes de las actividades agropecuarias de los municipios, que son muy diversas en nuestras cuatro regiones.

Tenemos la región Querétaro, Cadereyta, Jalpan y San Juan del Río y debemos entender la diversidad de cada una y que ahí viven ciudadanos, quienes, además de las actividades productivas del sector, también tienen necesidades en aspectos de empleo, educación, salud, vivienda y todos aquellos componentes que puedan generar bienestar social.

El sector industrial agropecuario de Querétaro es muy importante a nivel nacional, donde ocupa prácticamente todas las actividades, que ocupa uno de los primeros 10 lugares en producción agropecuaria y en economías de estas actividades, pro hoy encontramos la gran posibilidad de que Querétaro volteé a otros aspectos de la vida económica como pueden ser proyectos agroturísticos o ecoturísticos, minería uso y aprovechamiento sustentable de nuestros bosques.

Quiero decirte que en el estado debemos entender la importancia del sector rural, porque más del 52% del territorio pertenece a los ejidos, y eso es algo que poca gente sabe y que a veces nuestros campesinos, ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios, tienen que trabajar con el gobierno para que se revaloricen y que entiendan el potencial económico que tienen en sus regiones y lo único que se espera es que se realicen diagnósticos muy puntuales con proyectos de largo plazo.

Querétaro debe tener un proyecto para seis años de lo que es el ejercicio del actual gobernador y otro a por lo menos 30 años donde se identifiquen los polos de desarrollo para impulsar la actividad económica.

Llevan cinco meses trabajando, ¿encontraron programas del gobierno anterior, siguen vigentes, se dio continuidad?

—Se da una sinergia, en su mayor proporción, con los programas de gobierno federal, cabe resaltar que gran parte de los programas que se atienden en las actividades agropecuarias tienen su razón de ser en un programa de desarrollo rural sustentable a nivel federal, que a través de ese ejercicio se entregan recursos a las entidades en diferentes proporciones y en combinación con recursos del gobierno del estado.

Creo que las estrategias en muchos de los casos han sido claras, ha habido avances importantes en materia de la agroindustria, también en la parte de agricultura protegida; en ganadería ha habido avances muy importantes sobre todo en porcinos y en actividades avícolas, pero evidentemente hay otras actividades de los muy pequeños productores que todavía necesitan formalizarse esquemas de articulación productiva y organización social.

Creemos que hay dos aspectos fundamentales para el desarrollo, debemos partir del conocimiento de la tecnología, en la medida que los gobiernos estatales sepan llevar esos flujos de dinero que llegan por parte de la federación se avanzará en el tema.

Tenemos que articular el conocimiento, probablemente este año ya sean 43 centros de investigación en el estado, Querétaro ya es un centro del conocimiento, es una ciudad donde la capital y otras regiones como San Juan del Río y Corregidora representan un potencial para otras vertientes tecnológicas y de innovación que podemos implementar en el sector rural.

Cada región tiene diferentes necesidades. ¿Los presidentes municipales captan la idea, están receptivos ante el apoyo que puedan recibir en la medida de lo posible?

Estamos teniendo mesas de trabajo, además de los programas que ya estaban establecidos, en la parte de educación y conocimiento para el sector rural, vamos a innovar con un plan de extensión tecnológica, con esto se pretende vincular la oferta de las universidades, centros de investigación y consultores, una gama de servicios a disposición de los productores.

Que juntos encontremos estrategias para articularnos de manera correcta, creo que un área de oportunidad importante es que en ocasiones algunas dependencias pueden tener buenos programas, pero se están haciendo de manera desarticulada con otras dependencias de gobierno; todos estamos haciendo pequeños esfuerzos cuando debemos esforzarnos en hacer planes rectores para que podamos tener una visión de largo plazo y poder programar de manera multianual las inversiones que se realizan en el sector agropecuario.

Ahora los políticos le llaman la transversalidad, se habla de involucrar a diferentes dependencias

—Exactamente, tenemos que romper algunos paradigmas en el ejercicio de gobierno, y eso es que los modelos de intervención económica y social deben ser integrales. En la campaña el gobernador presentó los polos de desarrollo, que, a través de un trabajo, ahora se logra con el Plan Estatal de Desarrollo, se consolidaron estos polos.

Ahora, cómo participa la Secretaría en esta visión de polos de desarrollo, obviamente es en la articulación social, productiva y la organización. Hoy los productores esperan de la dependencia eficiencia y efectividad de los subsidios; tenemos que romper el esquema de que los subsidios sociales que se llevan en el sector agropecuario.

Debemos garantizar que aquellos que ofrecen productos, servicios o tecnología a los productores, realmente les estén dando ese valor agregado que requieren y no sólo entregar productos y servicios y después desaparecernos y regresar hasta el siguiente ejercicio fiscal para volver a obtener recursos a manera de subsidios.

El nivel de corresponsabilidad que tenemos hoy, con los productores, no obliga a tener un eje donde realmente la Secretaría vigile esos procesos de subsidio. El gobernador ha impulsado un programa que ya está en marcha, que son las contralorías sociales, nosotros estamos en el entendido de que en cualquier momento deben auditar a la Secretaría, solicitamos nosotros a la contraloría el estar dando ese acompañamiento, porque son los aspectos más importantes de un sector que ha sido dañado en el paso de los años.

Los productores, en ocasiones, se sienten agredidos, por la forma en que se toman decisiones y creo yo, que otro de los aspectos importantes es la reactivación del Consejo estatal de desarrollo rural sustentable, pero con la posibilidad de realmente ser un organismo de consulta, pero también de toma de decisiones; los productores son los que saben hacia donde debemos orientar las políticas públicas de gobierno, para ser realmente un campo queretano que sea productivo, responsable e incluyente en la toma de decisiones.

 

¿Se está llevando a cabo un orden en los ciclos agrícolas?

—Sí hay una planeación; hay dos aspectos fundamentales en los que el gobernador quiere poner especial atención, uno es el uso y aprovechamiento del agua y de recursos sustentables.

El gran potencial que tiene Querétaro y nuestra responsabilidad como Secretaría es que las actividades agropecuarias, pecuarias o agroindustriales se realicen en un esquema de protección del medio ambiente y sustentabilidad, y también obviamente del aprovechamiento del agua, porque sin esos dos grandes insumos que son los que son nuestros recursos naturales, que deben ser aprovechados de manera adecuada y la posibilidad de poder captar más agua, porque el gran tema es el agua, sin un proyecto hidroagrícola del estado o combinado con la captación de agua pluvial, los drenajes, el tratamiento de aguas residuales eso puede potencializar más el desarrollo del sector agropecuario.

Hoy en día en Querétaro, por lo menos en aguas superficiales, aproximadamente de 340 millones de metros cúbicos, únicamente se captaron 194 millones de metros cúbicos, esto nos quiere decir en dónde tenemos que trabajar de manera determinante que es en infraestructura en materia hidroagrícola.

Es algo que se ha dado por diferentes circunstancias, no se trata de echar culpas; hoy tenemos esa realidad en Querétaro y debemos partir de ahí, y tuvimos oportunidad de platicarlo con el secretario de Sagarpa, José Calzada, y coincidimos que una de las grandes tareas para el futuro que tiene el estado es incrementando la captación del agua hay mayores aprovechamientos, más agua para consumo humano y obviamente menor deterioro de las aguas profundas.

Por lo menos en los próximos 50 años, de acuerdo a datos de la FAO el tema más importante para los gobiernos del mundo serán los alimentos y hoy lo que queremos como Secretaría es tratar de vincular a los consumidores, porque a final de cuentas nuestra tarea, de la mano, con la gran tarea que realizan los productores queretanos, es proveer de alimentos nutritivos, inocuos y en cantidades suficientes para abastecer a nuestra población.

El calentamiento global es un tema que de alguna manera altera los ciclos agrícolas, lo acabamos de ver hace 15 días con una nevada atípica, ¿qué va a pasar con los productores que se vieron afectados?

—Como gobierno debemos platicar con los productores; hay tres aspectos muy importantes que debemos impulsar para mitigar este tipo de situaciones, uno tiene que ver con la administración de riesgos, promover el aseguramiento; muchas veces la gente no quiere asegurar por el costo, pero una vez que sucede algún siniestro nos lamentamos de no haberlo hecho.

Tenemos que ser promotores de la administración de riesgos en diferentes vertientes, hay programas del gobierno federal, el estado ya cuenta con un seguro catastrófico que principalmente atiende la agricultura y ganadería, algunos productores que fueron detectados, principalmente en la zona de San Juan del Río.

¿En qué consiste el proyecto de comercialización agropecuaria?

—Debemos tener un acompañamiento, hoy los productores se quejan de que el gobierno sólo trabaja en la parte de fomento, pero no hay un acompañamiento, se ha dejado de lado, creo yo, durante muchos años esa posibilidad de que el gobierno pueda acompañar en los procesos comerciales a través de vinculación con la industria para programa de desarrollo con proveedores, el programa de exportadores.

El área de financiamiento es primordial, tiene que haber dinero en cantidades que sean suficientes para los productores, porque muchas veces el sólo subsidio no es suficiente, competimos con otro países que tiene altas tasas de subsidios como Estados Unidos y tenemos que apuntalar.

Esto no quiere decir que lo hagamos de manera irresponsable, lo que tenemos que ver es que en la parte de normatividad, llegan muchos productos al estado y tenemos que trabajar en el desarrollo del consumo, mercados internos, fortalecer, hacernos conscientes de que en Querétaro se hacen productos de excelente calidad y que debemos consumirlos y que debemos impedir en el futuro que, a través de trabajos de los gobiernos federal y estatal, ingresen productos que no tienen garantía en su inocuidad o que se están vendiendo por debajo del costo de producción, eso está afectando mucho, hay competencia desleal.

Estamos en una zona estratégica y creemos que Querétaro puede ser el eje, por lo menos en la región centro-occidente para el tema de la logística de materias agropecuarias para el traslado de nuestro principal consumidor que es la Ciudad de México.

Vamos a contar con un presupuesto casi de 500 millones de pesos, más de 200% con respecto al presupuesto del ejercicio anterior.