Desaparece 40% de las farmacias tradicionales

23/07/2016
01:21
-A +A

La imposibilidad de competir con los precios que ofrecen las cadenas farmacéuticas ha causado la desaparición de entre 30% y 40% de las farmacias queretanas tradicionales en menos de dos décadas, denunció Alfonso Ramírez Rodríguez, presidente de la Asociación Farmacéutica de Querétaro.

De manera adicional, de enero a la fecha se presentó un aumento escalonado en los medicamentos de patente, por la volatilidad del dólar, lo que obligó a incrementar 15% el costo de varios productos y hasta 25% el precio de otros.

Hace 20 años los medicamentos genéricos eran casi desconocidos. 80% de las ventas de las farmacias eran de patente y el resto de genéricos o productos que se preparaban en las boticas. Ahora la proporción cambió.

Los altos precios de los medicamentos de patente hacen que estos pasen a segundo término y las personas compren genéricos hasta en 80% de los casos. Como ejemplo, señaló que un medicamento con base en la sustancia activa de amoxicilina puede rondar un precio de 150 pesos o más, mientras que en los genéricos el costo es de apenas 70 u 80 pesos.

Otro factor que ha pegado a las farmacias tradicionales es que las grandes cadenas comerciales obtienen convenios favorables con algunos laboratorios, porque realizan compras directas con precios muy bajos y son altamente competitivos.

Aunque las farmacias tradicionales o pequeñas tratan de recurrir a convenios mayoristas con los laboratorios, es imposible mejorar los precios al público frente a lo que consiguen las franquicias.

“Por ejemplo, en el caso del paracetamol con 10 tabletas, las franquicias la ofrecen en cuatro pesos, los mayoristas nos lo dan en cuatro pesos, a lo mucho 3.50 pesos, y si queremos competir y darlo a cuatro pesos, ¿dónde está la ganancia?, prácticamente nos dejan descobijados. Si eres un trabajador con un salario mínimo y quieres comprar un medicamento y yo te lo doy a 15 pesos, pero enfrente está a cuatro pesos, ¿cómo cliente a dónde te vas?”, preguntó.

Las farmacias tradicionales intentan lograr convenios para competir, pero poco pueden hacer ante el embate de las franquicias y sus bajos precios, sobre todo en una sociedad que también busca los ahorros.

Todos esos factores contribuyeron al cierre paulatino de las farmacias independientes en las últimas dos décadas, que si bien generaban pocos empleos, eran el sustento de varias familias, que al final resultaron vencidas por las grandes franquicias.

“Por muchos factores, económicos, comerciales, nos van pegando, un negocio tiene muchos gastos, la renta, los impuestos, hay trabas burocráticas, porque a veces las administraciones piden más cosas para poder operar”, dijo el líder farmacéutico.

Reconoció que ahora quienes invierten en farmacias lo hacen a través de las franquicias que ofrecen los precios más bajos, de manera que es poco probable competir.

Se estima que en los últimos 20 años “entre 30% y 40% de las farmacias queretanas han desaparecido, a raíz de que llegaron las franquicias y los centros comerciales, que tienen sus propias farmacias”.

Dijo que ahora las tiendas de autoservicio ofrecen también medicamentos de venta libre, lo que hace suponer que el golpe a las farmacias tradicionales será mayor, por lo que se requieren medidas de apoyo.