El joven de Guanajuato que tomó la decisión de recorrer el mundo

Bernardo Logar ya recorrió los primeros 70 mil km por 12 países de Sudamérica, piensa concluir su aventura en seis años
Logar terminó en la ciudad de Querétaro la primer etapa de su recorrido.
Foto: César Gómez
22/09/2018
05:02
Alma Gómez
-A +A

Desde hace un año Bernardo Logar recorre el mundo a bordo de Isabella, su motocicleta y única compañera de viaje. El joven motociclista de 20 años, originario de León, Guanajuato, ha recorrido 12 países de Sudamérica, y más de 70 mil kilómetros; por las noches ha dormido en casas de campaña, y ha sido hospedado por jóvenes que lo siguen a través de las redes sociales.

Logar terminó en la ciudad de Querétaro la primer etapa de su recorrido. Descansará con su familia en Guanajuato un par de semanas, y después continuará, pues su objetivo es darle la vuelta al mundo en un plazo no mayor a seis años.

bernardo_logar_motocilcista_troatamundos005.jpg

Sueño sobre ruedas

Inspirado por el viajero español Martín Solana, quien también recorre el mundo sobre ruedas, Bernardo Logar se propuso seguir los pasos de su ídolo, y juró que a más tardar en un año se lanzaría a la aventura. Envió más de 300 correos electrónicos pidiendo ayuda a las grandes marcas de autopartes, y visitó a decenas de patrocinadores, pero nadie creía en él, hasta que LS2, R7, Mundo Joven, y Phillips 66, patrocinaron su viaje y lo lanzaron al mundo.

“No fue nada fácil, fue todo un año de buscar entrevistas, patrocinadores, enviar correos, eres un niño de 18 años y no te conocen, ninguna marca cree en ti, por eso estoy muy agradecido con LS2 y R7, Mundo Joven, y Phillips 66, ellos confiaron en mí desde el día uno. No es fácil pero cuando algo te apasiona es más llevadero”.

“Tenía 15 años cuando esta idea se metió en mi cabeza, pero tenía 17 años cuando en verdad me lo creí, me puse una fecha límite, dije: ‘en un año tengo que salir, tenga lo que tenga’, y así fue como emprendí el viaje el 23 de agosto del año pasado. Me inspiré en el viajero Martín Solana, es mi inspiración, yo vi un vídeo de él viajando en Sudamérica en su moto, y cuando le mandé un mensaje para preguntarle qué me recomendaba, jamás esperé respuesta, pero me contestó, me agregó en el Whatsapp, y ahora hasta me trae en friega, me dice que vaya a España, es una gran persona”.

Un kilómetro a la vez

Isabella es una Kawasaki R 650 que ha sido modificada con el paso de los años, Bernardo la tiene desde que era adolescente, y asegura que no tiene intenciones de cambiarla por ninguna otra. Isabella lo ayudó a recorrer Sudamérica y traerlo de vuelta hasta Querétaro, a sólo un par de horas de su hogar.

Artículo
En 2003 Germán y Paty emprendieron una travesía que duraría 12 meses; llevan 15 años recorriendo América al lado de su hija Inti
Argentinos viven un viaje interminable Argentinos viven un viaje interminable

Bernardo Logar asegura que cumplir su sueño ha sido hasta ahora la mejor experiencia de su vida, aunque también reconoce que no todo ha sido bueno, mágico o romántico como pensaba. Ha dormido cientos de noches a la intemperie, en su casa de campaña, muy pocas veces en cuartos de hotel, y otras noches ha dormido en casa de sus seguidores que le dan alojamiento. Y también se ha sentido en riesgo:

“En todos lados hay inseguridad, y en todos lados hay gente buena, pero donde me sentí más inseguro fue en Brasil, ahí los ladrones entre un edificio y otro cuelgan un cable con fibra de vidrio, entonces eso te corta el cuello, te matan para robarte la moto. Estuve cuatro meses en Brasil, escuché muchas historias de ese tipo, aunque Brasil también es de los países más hermosos que he conocido”.

“El viaje no ha sido nada como lo esperaba, mi viaje por Sudamérica estaba planeado para terminara en siete meses y lo terminé en un año y un mes, porque me caí cuando crucé todo el amazonas, me dio salmonela, situaciones que uno no toma en cuenta. Yo pude haber dejado de disfrutar el viaje, pero no fue así”.

Regresar al primer amor

Es verdad que el amor por México nace cuando uno está lejos de él, comenta Bernardo. “Estuve un año sin comer tacos, y no sabes cómo los extrañé”, señala.

Dice que la mayor lección que ha aprendido hasta ahora ha sido valorar el presente y las comodidades con las que se vive día a día, como dormir en una cama suave o bañarse con agua caliente.

bernardo_logar_motocilcista_troatamundos007.jpg

“Mi México adorado, lo amo mil veces más ahora que estoy de regreso que el día que me fui, valoré cosas que tenemos a diario y que no notamos, aprendí a vivir sin regadera, sin cama, varias familias que me recibieron en sus casas me ofrecieron una cama y un baño con agua caliente, me llevaban al centro en el carro, y eso es una comodidad a la que ya no estoy acostumbrado, eso es un verdadero lujo.

“La lección más grande en todo esto es vivir el presente. Cuando estaba preparando el viaje yo creí que una vez que saliera iba a estar muy relajado, y la verdad es que sales al viaje y estás estresado porque tienes que llegar a tal lugar, tienes que editar, grabar, subir el material, por eso aprendí a vivir un kilómetro a la vez, ahora me preocupo por el presente y lo que pase después no me importa”.

El joven leonés advierte que su viaje por el mundo apenas comienza, quiere recorrer 154 países alrededor del globo terráqueo, para lo que necesitará de otros cinco años. Menciona que luego de descansar y pasar una temporada con familiares y amigos, continuará su recorrido para llegar a Europa, Asia, África y Australia.

“No hay sueños imposibles, si quieres ser bailarín de ballet, hazlo, haz lo que quieras, comprar un carro, una casa, tener hijos, terminar la universidad son metas geniales, pero un sueño es algo en lo que se tiene que basar toda tu vida”.

 

bft

Comentarios