Se encuentra usted aquí

INAH avaló alterar casonas del centro

22/02/2013
02:09
-A +A

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Querétaro otorgó el año pasado 500 licencias para modificar la estructura de casonas en todo el estado; 90% de éstas, ubicadas en el Centro Histórico de la capital.

De acuerdo con el delegado estatal del INAH, Manuel Naredo Naredo, 85% de las construcciones del Centro Histórico corresponden a edificios históricos, es decir, que aquellas fueron edificadas entre los siglos XVI y XIX.

Añadió que 60% de los proyectos que se presentan ante el INAH para modificar la estructura de estos recintos corresponde a comercio, y el 40% restante, a casa habitación u otro giro.

“El INAH sólo interviene en el proceso de modificación, supervisión, reparación o rehabilitación de los inmuebles del primer cuadro de la ciudad considerados como históricos; dejando al municipio capitalino la facultad de otorgar las licencias de funcionamiento”, expuso el delegado.

Recientemente, el representante vecinal en el Centro Histórico, Manuel Montes Díaz, manifestó que los habitantes de la zona padecen el ruido de bares y antros. Además, que han aumentado 50% los comercios y centros de entretenimiento nocturno.

Según Manuel Naredo, la principal modificación a la que se someten los edificios históricos se refiere a la instalación de servicios sanitarios, aprovechamiento de espacios o a la apertura de una ventana o puerta en alguna pared de la construcción.

“Nosotros buscamos fundamentalmente preservar la autenticidad del inmueble, además de sus características originales. Sí, se pueden hacer sanitarios, colocar tapancos o una serie de cosas siempre y cuando se respete la traza original del edificio”, reiteró.

Asimismo, especificó que el INHA autoriza la apertura de vanos (huecos) en los inmuebles, previo a un estudio de los arquitectos del instituto. “En términos generales se pueden hacer construcciones adicionales al edificio original hacia el interior, no al exterior, las cuales no afectan la estructura ni las dimensiones originales”.

Por su parte, el representante de la delegación Centro Histórico, José Niembro Calzada, recalcó que la responsabilidad recae en las autoridades estatales al otorgar licencias para venta de alcohol, así como en el municipio de Querétaro facultado para expedir las licencias de funcionamiento.

Permisos para hoteles-boutique

Manuel Naredo ejemplificó que en los hoteles-boutique se han otorgado licencias de modificación, debido a que el concepto ecológico de estos espacios respeta la estructura original de los edificios históricos.

Por su parte, Alejandro Martínez, recepcionista del hotel-boutique Kuku Rukú, ubicado en la calle Josefa Vergara, dijo que en un año han abiertos tres puertas en los muros del hotel, y han hecho la conversión de una puerta colonial en mesas, donde los huéspedes consumen sus alimentos.

María del Carmen Rivas, encargada en el INAH de recibir los proyectos arquitectónicos para la modificación, supervisión o indicaciones específicas a las que deben someterse las edificaciones, subrayó que desde 2011 el trámite es gratuito, sin embargo, recordó que antes de esta fecha el proceso tenía un costo de 68 pesos.