La Nayá, una salsa que busca ser referente

Mario Mora nunca se imaginó que gracias a una receta de su abuela conocería al presidente de su país
El joven empresario planea reivindicar un ícono de la gastronomía mexicana, a través de un producto elaborado con ingredientes 100% naturales (DEMIAN CHÁVEZ)
22/01/2017
01:09
Lourdes Durán
-A +A

Mario Mora nunca se imaginó que gracias a una receta de su abuela conocería al presidente de su país. A principios de 2013 este emprendedor queretano y su familia retomaron un sueño de su niñez y comenzaron el camino al éxito con la Salsa Nayá.

Armados con una receta de tres generaciones inspirada en la cocina tradicional mexicana, decidieron enfrentarse a grandes marcas y empresas, demostrando que sí se puede competir con los grandes del mundo.

Hoy, su salsa ha conseguido ingresar al amplio mercado de las salsas en México y busca hacer vínculos con países como Polonia y los Emiratos Árabes Unidos, poniendo la mira en ciudades como Dubai.

Su estrategia está basada en reivindicar un ícono de la gastronomía mexicana, la salsa, a partir de un producto saludable elaborado con ingredientes 100% naturales que lo hacen 70% menos agresivo para el estómago.

La Nayá es, de acuerdo con Mario, una salsa con cuerpo, carácter y personalidad propia.

“La salsa mexicana ha sido tan mal puesta sobre la mesa que ya no son chiles ni especias, sino componentes químicos. El gusto y el paladar han ido mermando la exigencia, al grado que nos da igual comer cualquier salsa, con que pique. No nos interesa si nos hace daño y estamos cada vez más expuestos a químicos cancerígenos. Con esto queremos demostrar que se puede hacer una salsa que acompañe todo tipo de comidas e incluso bebidas”, comparte.

La mamá de Mario fue quien heredó la sazón de la abuela. Cuando él era pequeño, la familia pensó en comercializar la salsa con toque hogareño, una salsa pensada específicamente para el pozole. Hubo intentos, pero entonces el proyecto no progresó debido a otros compromisos familiares.

Se paró el proyecto pero Mario se prometió que un día iba a resurgir. Cuando salió de la universidad tras estudiar Comercio Exterior, quiso hacer algo que tuviera trascendencia para más personas y después de analizarlo retomó el proyecto de la salsa.

“En mi familia lo analizaron bastante porque no conocíamos nada del medio. Hay mil millones de salsas en México y fuera de México. ¿Cómo te vas a diferenciar?”, se preguntó.

Sin embargo, para fines de 2012 se hizo un primer boceto del proyecto.

Despegue

En junio de 2013 la familia Mora Hernández se constituyó como sociedad bajo el nombre Conceptos Narí de México —narí significa gourmet en zapoteco— y fue así como hicieron los pininos de la salsa con el toque de la mamá, pero retomando la receta original de la abuela.

“Recibimos muy buenos comentarios pero en la primera tienda que habíamos logrado poner nuestro producto, a la semana de haber dejado la salsa nos la regresaron porque le explotó a los clientes. Fue un fracaso total”, cuenta Mario.

Con tristeza y pena retiraron el producto de los anaqueles y se sentaron a replantear todo, decididos a buscar ayuda profesional para mejorar la calidad y entrega. “Llegamos con un chef y él nos asesoró. Empezamos con las pruebas para saber cómo mejorar la salsa y cómo hacer que no se echara a perder”, recuerda Mario.

En las pruebas se buscó sacar un producto más llevadero y menos especiado, para hacer una salsa más botanera. De esas pruebas salió lo que hoy es Nayá.

Los Mora tardaron un año en hacer todas estas pruebas y en mayo de 2014 comenzaron a vender. Buscaron ideas de palabras zapotecas y finalmente nombraron a la salsa Nayá, en alusión al picante.

“De nayán recortamos la palabra a Nayá para que fuera algo más comercial que aludiera a algo mexicano, fácil de pronunciar y de recordar. El producto gustó desde la primera vez y ha hablado por nosotros mucho mejor de lo que he podido hacerlo yo. Yo lo presento, lo prueban y les gusta: eso ha sido lo que nos ha anclado al éxito”, comenta con satisfacción el representante de la marca.

En mayo de 2015 sacaron dos versiones más de la salsa y se quedaron con tres en total.

Reconocimiento

El trabajo de la familia Mora hizo que les otorgarán la representación del sector microempresarial de Querétaro en el evento del Premio Nacional de Exportación realizado en 2015 en Puerto Vallarta y el cual encabezó el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Hasta este punto todo iba viento en popa, hasta que el año pasado, de enero a junio, advirtieron que la empresa vendió tres salsas en un lapso de medio año.

“Estábamos al borde de la quiebra”, afirma Mario al rememorar aquella etapa.

Ante la crisis, la familia optó por renovar la imagen de la salsa. Vieron a un consultor que les ayudó a identificar que la imagen no vendía y ellos mismos construyeron la imagen actual, que de agosto a diciembre del año pasado vendió más que todo lo contabilizado en 2015.

A la fecha el proyecto apunta consolidar un mercado extranjero, en donde hay propuestas para Dubai, Polonia, Estados Unidos y Canadá. Mientras que en el mercado nacional están sacando complementos como son churros de camarón y cecina deshidratada estilo huasteco, esta última también receta de los abuelos.

Con estos complementos se busca reforzar la presencia de la salsa y anclarla en sectores en los que aún no se tiene presencia.

Puntos de distribución

Nayá cuenta actualmente con puntos de distribución en Querétaro y la zona metropolitana del estado, a través de establecimientos como City Market, Fresko, La Nacional 21, Querétaro Gourmet, Dulce Querétaro, La Peineta de Doña Josefa, Cuale Pescadería & Sea Food Market, Gourmaz, GreenBox, ArteSana, Soriana Plus, La Comer, Biotica, Sabego, Brotfabrik, así como la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedea) de la entidad.

A partir de la última semana de enero, tanto la salsa como la cecina deshidratada de res Nayá se podrán encontrar en los Súper Hermanos Coronel de Tejada, Candiles, Viñedos, Sonterra, Milenio III, Lomas del Marqués, El Mirador, El Refugio, La Pradera, Cumbres del Lago y Ensueño.

También se puede disfrutar de este producto en lugares de entretenimiento como el College Faculty of Fun y el GastroBar. En San Luis Potosí la salsa se consigue en la Biotica.

La joya de la corona

En la coyuntura actual, el joven empresario afirma, tras su experiencia como en el ámbito, que se debe quitar del imaginario que Estados Unidos es el mundo o “la joya de la corona”.

“El mundo tiene muchos países más y México tiene tratados de comercio con el resto del mundo. Eso es mucho que decir. Los límites para los productores pequeños que no contamos con gran capital no son Estados Unidos”, comenta convencido de su postura en entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro.

Establece que, al final, su proyecto les ha ido mostrando que se puede competir con los grandes del mundo, pese a que el concepto de las salsas esté muy gastado.

“Si tienes la calidad, aún en algo tan cotidiano y normal como una salsa se puede hacer algo extraordinario y se puede ir contracorriente, reivindicando nuestra cultura gastronómica”, sostiene Mario.

A nivel internacional Nayá apela al mercado de los extranjeros que gustan de las cosas mexicanas; al interior del país, Mario ve con mucho optimismo que en México la población esté con un ímpetu nacionalista.

“Estamos entre todos comprando lo hecho en México. Tanto los empresarios como el público en general está viendo con buenos ojos estas medidas, y creo que por ahí hay que darle”.

Como familia, los Mora han tenido que superar diversas trabas mentales y miedos para poder ponerse de acuerdo. Mario afirma:

“Amo a Nayá porque me ha hecho crecer como persona y nos ha hecho crecer como familia. A raíz de que empezamos con este proyecto muchos de los hábitos familiares tuvieron que cambiar, y esa fue la parte medular de lo que somos ahora.

“En lo personal tuve que superar muchos miedos. Al conocer el producto me tengo que expresar, tengo que defenderlo y tengo que hacer que se venda. Creo que esto es solamente el comienzo de algo más grande”.

Conceptos Narí de México genera actualmente cinto autoempleos y dos empleos temporales para hacer degustaciones y promover la marca en diferentes puntos.

Para hacer contacto con esta empresa se encuentra disponible el correo electrónico [email protected], así como el teléfono (442) 2 09 20 45. En la red social Facebook se les encuentra como Salsa Nayá o Conceptos Narí de México.

Comentarios