Cierran negocios al resistirse al cambio: experto

Quiebran 8 de 10 compañías familiares, señala; Querétaro tiene registradas 82,304 mipymes
FOTO: Víctor Pichardo
21/12/2016
01:46
Lourdes Durán
-A +A

Empresas familiares fracasan con facilidad porque quienes están al frente de las mismas en muchas ocasiones no tienen la capacidad de evolucionar a través de las nuevas generaciones, afirmó Ricardo Renero, socio director de la consultora Landeban, al referir que hasta ocho de cada 10 empresas familiares con una vida promedio de 25 años, tienen a quebrar.

Estas unidades terminan rezagadas y fuera del mercado por falta de estrategias efectivas, principalmente.

“Hemos encontrado que las empresas no tienen una toma estratégica de decisiones. El fundador de la empresa no tiene esta capacidad de reaprender, de escuchar nuevos puntos de vista, y que estos puntos de vista lleven a mejorar la empresa”, sostuvo.

“Existe la típica segmentación de micro, pequeñas, medianas y grandes empresas, donde a las micro y a las pequeñas las grandes no las pelan porque perciben que no son competentes frente a ellos y no representan una oferta de valor clara. Nos hemos encontrado con que las mipymes no tienen esta capacidad de hacer lo mismo de manera diferente y creando valor”, añadió.

El tema cobra relevancia al advertirse que del total de empresas que hay en el país, 97% son consideradas empresas familiares.

Tan sólo en Querétaro se tiene registro de 82 mil 304 mipymes, de las cuales 76 mil 709 se clasifican como microempresas; 4 mil 974 como pequeñas empresas, y 621 como medianas empresas. La mayoría se concentra en el sector comercio y servicios, esto de acuerdo con cifras del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE), registro a cargo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“Es un tema que nos debe llamar mucho la atención porque 70% del Producto Interno Bruto (PIB) proviene de las micro, pequeñas y medianas empresas”, resaltó el directivo.

Renero observó que en muchos casos las nuevas generaciones no tienen interés por dar continuidad a los proyectos de sus antecesores, al buscar la realización propia a partir de intereses distintos.

“El milenial sobre todo está buscando su autorrealización. El que el milenial no se pueda autorrealizar y no pueda ser feliz a través de llevar las riendas de la empresa familiar representa un conflicto.

“Considerando esto es difícil pasar a la segunda generación, pero al momento en que se tiene un protocolo familiar y al momento en que se establecen reglas claras del juego para la empresa y para la familia sobre cuestiones como quiénes van a ser los socios accionistas y van a intervenir, se puede hacer una transición”, expuso.

Capacidad de transformación. Landeban es una empresa que se encarga de evolucionar empresas familiares, concepto que involucra la toma de decisiones estratégicas en familia, a través de poner reglas claras tanto en estatutos como en protocolo familiar, para que los negocios puedan funcionar armónicamente.

Ofrece servicios de renovación de modelos de negocios, lo que implica que “a través de generar congruencia podamos establecer una oferta de valor, un posicionamiento y diferenciales para que se puedan volver en el corto, mediano y largo plazo empresas competitivas”.

La firma tiene presencia en la Ciudad de México y en diferentes estados del Bajío, teniendo sus oficinas centrales en la ciudad de Querétaro, en el cooperativo Central Park.

La empresa se constituyó en enero de 2014 y a la fecha ha trabajo con alrededor de 25 compañías.

“Todas las empresas tienen la capacidad de poder evolucionar, de poder crecer y de poder potencializarse. Simplemente se trata de tomar la decisión, de que en consenso con la familia se tome esta decisión y de tomar acción”, estableció el socio director de la consultora.

Enfatizó en el hecho de que en algún momento todas las empresas llegan a estar sobreviviendo, sin lograr los objetivos y las metas que se plantean año tras año.

“Lo que tienen que hacer [las empresas] es renovar su modelo de negocio y hacerlo de manera congruente. El mercado siempre está cambiando y cada vez es más exigente. Hay que siempre estar innovando y siempre centrarse en el usuario, atendiendo siempre sus necesidades”, concluyó.

Comentarios