En año y medio van 500 policías dados de baja

Los policías reprobaron pruebas de confianza o tenían nexos con criminales; depuración, para mejorar condiciones de seguridad: Granados
Compartir
Policía, Seguridad, PoEs, Fiscalía, encuesta, SSC
FOTO: Archivo El Universal
21/04/2017
02:15
Marittza Navarro
-A +A

De octubre de 2015 a la fecha, más de 500 policías han causado baja de las corporaciones de Querétaro: policía estatal, policías municipales y Fiscalía General del Estado, informó el secretario de Gobierno, Juan Martín Granados Torres.

Las razones son diversas, desde no aprobar las pruebas de control y confianza hasta los nexos con actividades delincuenciales, tal como ocurrió con la reciente detención de policías presuntamente vinculados con una banda dedicada al robo de combustible.

“Contando a las instancias municipales, estatales y ahora a la Fiscalía, se ha dado de baja a más de 500 elementos en lo que va de la presente administración; 500 elementos que no han pasado el control de confianza, 500 elementos que incluso han sido detenidos, algunos otros más por comportamiento inadecuado o no cumplir con los estándares de trabajo”.

El 12 de abril pasado, la Fiscalía General dio cuenta de la detención de 12 personas, entre ellas policías de corporaciones de los tres niveles de gobierno (municipio, estado y federación); personal en activo que presuntamente participaban del robo a ductos de Pemex.

Artículo
De los más de 500 elementos que han sido dados de baja, 74 ex policías eran de la Secretaría de Seguridad Ciudadana
“Entre despedidos, 74 eran de Seguridad Ciudadana”“Entre despedidos, 74 eran de Seguridad Ciudadana”

El funcionario expuso que la depuración de los cuerpos policiacos responde a la estrategia para mejorar las condiciones de seguridad de los queretanos, que se complementa con otras acciones de carácter administrativo y de cambios en la legislación.

“Existe una estrategia diseñada que se ha estado trabajando desde el inicio de la administración; en una primera parte tenía que ver con un proceso de contención, de evitar que siguiera el proceso de degradación de las instituciones y de la penetración de los cuerpos policiales, además de dar conclusión al sistema de justicia oral y construir la infraestructura en materia de seguridad”.

Una segunda etapa implicó la reconstrucción de las instituciones y depurar los cuerpos policiacos, y dar continuidad al nuevo sistema de justicia penal acusatorio.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), recientemente publicó los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) que indica una disminución en la percepción de inseguridad en la capital del estado.

Los números pasaron de una percepción de inseguridad de 65.3%, en diciembre de 2016, a 57.6% en marzo de este año. Una encuesta que mide la percepción de 52 ciudades del país.

Esta estrategia también incluyó enfatizar el trabajo de capacitación de los cuerpos policiales y la formación de nuevas academias, labor que están realizando los municipios y la Secretaría de Seguridad Ciudadana; dicha acción ha permitido cubrir los espacios de los elementos que han causado baja.

“La formación de nuevos cuadros policiales, hay gente que incluso ha ido a capacitarse al extranjero, hay academias de la que ya están egresando cadetes, se está reponiendo a esos elementos, porque no merecen estar en las corporaciones con nuevos elementos con nuevo entrenamiento y conocimiento que se ajusta a la nueva normatividad”.

Compartir

Comentarios