Se encuentra usted aquí

Saldo blanco en Buen Fin

18/11/2014
12:02
-A +A

La Procuraduría Federal del Consumidor, delegación Querétaro, atendió más de 25 quejas en los primeros tres días del Buen Fin, comentó su titular, Dalia Garrido Rubio, quien recordó que el año pasado únicamente se presentaron tres inconformidades.

La funcionaria explicó que se lograron varias conciliaciones de manera inmediata, todas resueltas en beneficio de los consumidores.

Declaró que la mayoría de las quejas fueron referentes a tiendas de electrodoméstico o de telefonía celular, que no cumplían con las promociones, los meses sin intereses o no respetaban el precio exhibido.

Garrido Rubio destacó que acudió personalmente a algunos negocios para buscar la conciliación entre los clientes y los encargados de la tienda, donde estos últimos se mostraron accesibles, en todo momento, para atender las observaciones que hacían autoridades de la Profeco y enmendar los errores cometidos.

Asimismo, la funcionaria federal informó que tres establecimientos fueron acreedores a la colocación de sellos de suspensión, esas tiendas fueron Salinas y Rocha, Elektra y Famsa, las cuales incurrieron en el incremento en el precio de productos como televisiones, refrigeradores y minicomponentes.

Operativos sirvieron. Dichas anomalías fueron detectadas gracias a los operativos de supervisión que realizaba personal de la dependencia desde septiembre, donde se verificaba que los costos de los productos no se incrementaran para estas fechas, sin embargo, consumidores reportaron que los precios no coincidían con los establecidos en el portal Quién es quién en los precios de consumidor, donde se plasman todos los datos para que la sociedad se informe.

Las irregularidades que sustentaron la acción de la dependencia son: prácticas abusivas, publicidad engañosa y proporcionar información que induce a la confusión de los consumidores, ya que previo a este evento se aumentaron los precios en 21 productos pretendiendo presentarlos como descuentos durante el Buen Fin.

Las sanciones a las que se podrían hacer acreedoras estas tiendas van desde los 600 hasta los 2 millones de pesos, por el momento la delegada informó que se realizará el procedimiento pertinente con el desahogo de pruebas necesarias para cuantificar el daño y con base en ello se determinará el monto de la multa que deberán pagar.

Negocios tienen plazo de 10 días. Informó que los negocios tienen hasta 10 días para resarcir el daño, de lo contrario serán sancionados.

Dalia Garrido reconoció la cultura de la denuncia de los mexicanos, aplaudió que cada vez son más las personas que acuden a levantar quejas y denuncias y de esta manera hacen valer su derecho como consumidores, por lo que se está hablando de una sociedad más activa, lo que se verá reflejado en un mejor actuar de los comerciantes y también de las autoridades.