Francisco Domínguez Servién: "Nadie tiene el lugar seguro en mi gabinete".

A unos días de que rinda su primer informe de gobierno, el Ejecutivo estatal dijo a EL UNIVERSAL Querétaro que todas las decisiones que ha tomado en estos nueve meses han sido complicadas, pero, enfatizó que de ninguna se ha arrepentido.
FDS, GABINETE, INFORME, GOBIERNO DE QUERÉTARO, ENTREVISTA
Foto: Víctor Pichardo
18/07/2016
01:48
Lenin Robledo
Santiago de Querétaro
-A +A

“En mi gabinete nadie tiene el lugar seguro”, subrayó el gobernador Francisco Domínguez Servién, quien agregó que hay retos todavía por delante, por lo que todos en su equipo saben que tienen una responsabilidad y la tienen que cumplir.

A unos días de que rinda su primer informe de gobierno, el Ejecutivo estatal dijo a EL UNIVERSAL Querétaro que todas las decisiones que ha tomado en estos nueve meses han sido complicadas, pero, enfatizó que de ninguna se ha arrepentido.

Dijo que el déficit en las finanzas públicas que encontró al tomar las riendas del gobierno, obligó a su administración a hacer una reingeniería en las finanzas del estado y a “apretarnos el cinturón en cada dependencia”.

Destacó las reformas a diversas leyes que han permitido darle forma a diferentes promesas de campaña, especialmente a la Ley de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado, en su rubro de jubilaciones y pensiones, en donde puntualizó que con esto se detuvo el abuso en el que incurrieron muchos funcionarios, especialmente del Poder Ejecutivo, quienes se iban con jubilaciones muy onerosas y explicó que de no haber actuado ahora, las finanzas del estado se habrían puesto en riesgo en unos cuantos años.

¿Cómo calificaría estos meses al frente del gobierno? ¿Cuáles han sido los principales desafíos?

Primero, gracias a EL UNIVERSAL por esta entrevista y felicidades por sus 100 años comunicando a todos los mexicanos y a los queretanos también.

Empezamos el 1 de octubre, primero con una dificultad. Encontramos un déficit en las finanzas públicas, que al final es el dinero de los queretanos, y lo dije clarísimo, que había un déficit de 560 millones de pesos, con lo cual arrancas sin tener dinero.

Tuvimos que hacer una reingeniería en las finanzas del estado y lo que le llamamos nosotros “apretarnos el cinturón” en cada dependencia. Primero en la burocracia que la vimos excesiva y segundo, de mandar un presupuesto, que no se había visto en la historia de Querétaro, no inercial hacia arriba, aunque sea la inflación sino totalmente hacia abajo. Yo siempre dije que si el gobierno ponía el ejemplo que me siguieran los demás poderes.

Entonces pusimos el ejemplo de mandar un presupuesto de 10.2 % menos para el ejercicio fiscal de este año 2016 y afortunadamente nos siguió el Poder Judicial y el Poder Legislativo también. Empecé a hacer una gestión muy agresiva ante la Secretaría de Hacienda federal, de recuperar dinero, de buscar bolsas nuevas. Para enero ya teníamos un superávit de 811 millones de pesos. En cuatro meses le dimos la vuelta al déficit que nos entregó la administración pasada a un superávit para empezar el año en lo que llegaban los recursos federales para las dependencias.

Haber mandado una iniciativa al Congreso para también fortalecer las finanzas de las y los queretanos —cosa que agradezco que hayan aprobado la reforma de jubilaciones y pensiones—. Había una cuestión muy grave dentro de las finanzas del estado. Dependiendo de qué gobernador o partido político gobernara, primero hacían favores a la burocracia o a los amigos que trabajaban en el gobierno del gobernante en turno y les aumentaban el sueldo antes de jubilarse, entonces se jubilaban con un mayor sueldo; o dos, les firmaban antigüedad que nunca trabajaron y se amplió para que se fueran rápido con una jubilación.

Se criticó mucho al Poder Judicial, pero el que más se excedía en esto era el Poder Ejecutivo, pagando los queretanos sueldos de 100 mil pesos mensuales de por vida. Esta reforma que sé que es dura, con un costo político, si quieres, personal.

Esto lo tenía que hacer. No por no tener un costo político o por ánimo de ir en contra de quien quiera jubilarse. Si no lo hubiera hecho en diciembre, en 2021 las finanzas del estado estarían totalmente quebradas. Yo sacaría la administración sin problemas y la siguiente administración se tendría que dedicar únicamente a pagar sueldos y pensiones. No habría dinero para programas sociales ni infraestructura. Entonces lo hicimos por responsabilidad.

¿Usted es consciente del costo político que le podrían significar estas decisiones? ¿Cómo enfrentar las animadversiones a las reformas que ha impulsado?

Si tengo un costo político pues lo absorbo, pero creo que ante la población es todo lo contrario, hay todo un aprecio por atrevernos a ponerle un alto a los abusos de muchos funcionarios que hicieron abuso de pensiones de más de 100 mil pesos mensuales durante muchos años.

¿Qué calificación le pondría a los miembros de su gabinete? ¿Hasta el momento, cómo calificaría el actuar de ellos, estarían aprobados o reprobados?

Me siento satisfecho. Ya me conocen, si no estuviera satisfecho ya hubiera tomado decisiones. Hay retos todavía por delante. Son nueve meses, hasta octubre cumpliremos el año, pero todos saben que tienen una responsabilidad y la tienen que cumplir. Todos traen su portafolio al día. Si no hacen la responsabilidad en un acompañamiento a un gobernador que tiene la responsabilidad y la exigencia de los ciudadanos, se pueden ir en cualquier momento.

Todos tienen que ir al ritmo, al dinamismo, a la exigencia de todos los sectores. Si es la parte de educación, si es la parte de salud, de cultura, de deporte, todo lo de seguridad, de gobernabilidad. A todos los trato de medir todos los días. Con algunos es más difícil por la falta de recursos o de infraestructura, pero todos tienen el ojo echado todos los días, nadie tiene el lugar seguro.

¿Por qué hacer su informe en la Universidad Aeronáutica de Querétaro?

Mira, todos lo han hecho político y por supuesto que estamos en la política. No estamos en campañas, estamos gobernando. El informe lo hacen en lugares como el Teatro de la República que tiene una carga histórica muy política o el Auditorio “Josefa Ortiz de Domínguez”, para repletarlo de cinco mil personas y que se aplauda al gobernante y yo lo veo como un acto de rendición de cuentas y así lo quiero ver. No quiero estar en un lugar donde te aplaudan cinco mil personas por tu rendición de cuentas, todo lo contrario, vas a rendir cuentas para que te sigan evaluando las y los queretanos a nueve meses de haberte dado la confianza de ser gobernante.

Hoy lo que queremos hacer en un lugar icónico, económico, pujante, industrial, de empleos, de inversión, de economía, que hoy tiene a Querétaro en este lugar predominante a nivel nacional. Lo vamos a cambiar totalmente, representando el orgullo de los queretanos, de muchos sectores, pero para mí es una rendición de cuentas.

¿Por eso hacerlo en un lugar que representa ese desarrollo y crecimiento económico de Querétaro?

Sí. Estamos orgullosos del sector aeronáutico y también del sector automotriz, de hecho, nos hemos vuelto los líderes de autopartes del país, nos estamos volviendo un sector financiero con la llegada de MetLife que estamos llevando a Querétaro. Estamos orgullosos del sector agroalimentario, estuvimos en el Centro Experimental más potente de México para el sector agropecuario en Tequisquiapan. Tenemos vocación textilera en San Juan del Río y otra pequeña parte en Amealco.

Somos líderes en electrodomésticos, en la producción de refrigeradores, estufas y lavadoras. Todos los sectores tienen a Querétaro como líder en economía de todo el país, pero no es el gobierno, son estos sectores, son los pequeños, medianos y grandes empresarios quienes tienen hoy a Querétaro así y no de ahorita, ya son muchos años, muchas generaciones. Nosotros damos confianza para que se asienten, tratamos de hacer los trámites más rápido.

¿Cuál es el momento de mayor satisfacción que ha tenido en este periodo al frente del gobierno estatal?

Me ha tocado dos veces volver los déficits de las finanzas del estado, los números negativos, los números rojos, volverlos positivos.

Lo otro que nos tiene contentos es que recibimos un sistema de justicia totalmente tirado. No tenía sistema de justicia en todo lo que llevaba su implementación en donde tenemos concentrado 60% de la población, que es la capital del estado, El Marqués y Corregidora, no teníamos nada y empezamos un trabajo titánico que se le denominó Cosmos y que cumplimos antes del término constitucional, en ocho meses.

Nos pusimos a trabajar con 16 grupos líderes y hoy está siendo reconocido a nivel nacional, inclusive por la Embajada de los Estados Unidos. Por supuesto que tenemos algunas fallas tecnológicas en algunos municipios, pero no tengo duda que va a ser el mejor sistema de justicia del país y darle a la víctima lo que dice la Constitución: justicia y reparación del daño.

Vienen anuncios importantes ¿Nos puede dar un adelanto?

Va en el tema que ya saben ustedes, del C5 y va en el tema del transporte público. Ahora sí ya vamos a empezar. Estamos a punto de iniciar las licitaciones para infraestructura. Está totalmente blindada su ejecución porque tenemos superávit que hemos sabido administrar.

El tema de seguridad y justicia se va a complementar con la construcción del C5, que está a días de lanzarse su licitación. Vamos a tener tecnología e inteligencia para que seamos un estado más seguro. Porque también tuvimos que reordenar todo el sistema de seguridad. Metimos una nueva ley de seguridad. Me comprometí a poner una escuela única de policía, sea investigador, sea estatal o sea municipal; todos van a tener la misma capacitación y certificación.

Esto no lo podemos hacer de la noche a la mañana. Antes decían que no pasaba nada en Querétaro y yo llegué a decir que ¡claro que pasan cosas en Querétaro! Hoy decimos lo que pasa abiertamente y con el sistema de justicia ya implementado, con la Ley de Seguridad, con la construcción del C5 que espero terminarlo en 12 o 13 meses y darle en el mediano plazo, tranquilidad a las y los queretanos.

Usted quiere hacer muchas cosas en el estado: obras carreteras, infraestructura para el transporte, el mismo C5. Hace días nos comentaba que hay una bolsa emergente de 400 millones de pesos que preparó como plan b por los recortes presupuestales que anunció la federación pero, ¿va a alcanzar el dinero para hacer todo esto o cabría la posibilidad de adquirir deuda?

No, no deuda. Es algo que tengo bien fijo, bien comprometido. Hoy Querétaro es el segundo estado menos endeudado del país, según datos de la Secretaría de Hacienda. Sólo venimos atrás de Tlaxcala, pero con todo respeto es mucho más pequeño, en todo su dinamismo y en toda su infraestructura que tienen. Entonces, no podemos comprometer las finanzas porque la deuda la pide el estado, pero ¿quién paga la deuda? Pues los ciudadanos y yo no pienso endeudar a los ciudadanos.

Está totalmente blindado lo que vamos a hacer. El C5 está totalmente blindado, la infraestructura para el transporte público, concreto hidráulico, asfaltado en bahías, todo lo que implica un transporte público serio, está blindado. No estoy preocupado solamente por el transporte público de la zona conurbada; ustedes vieron el anuncio histórico para la Sierra Gorda de 511 millones de pesos para hacer caminos rurales para comunicar 200 comunidades apenas a nueve meses de haber iniciado el gobierno.

Si algo tenemos, mi equipo y yo, es responsabilidad por las finanzas. No comprometeríamos ni un solo proyecto si no tuviéramos el recurso adentro de la chequera; no si apenas voy a ver si me dan algo en la federación para hacer el proyecto. Todo lo que he dicho lo tenemos listo y muy bien administrado. No corremos riesgo y no va a ser necesario endeudar al estado para hacer proyectos, sí muy costosos, tan sólo el C5 puede costar cerca de los mil millones de pesos; el sistema de transporte público lo vamos a iniciar con una inversión inicial cercana a los 400 millones de pesos.

¿Cuál es la cualidad que debe tener todo aquel que aspire a ser gobernador de Querétaro?

No te puedo decir una regla, pero sí tiene que ver a los ojos. Tienen que ser gobernantes transparentes. ¿Por qué rehuirle a tu 3 de 3, a tu declaración patrimonial para saber qué tienes o qué no tienes, tu declaración de impuestos o tu declaración de intereses? Pancho Domínguez pediría que lo hicieran público.

¿Incluyendo a la iniciativa privada?

No, no es lo mismo. Nosotros nos metemos a la política y manejamos recursos públicos que no son nuestros, son de los ciudadanos. La IP concursa, compite para dar bienes, servicios o hacer obras. ¿Por qué pedirles a ellos su declaración patrimonial pública? Fue tanto, que se armó un revuelo de todos los empresarios y fue por eso la observación que hizo el Presidente de la República, al artículo 32, para quitar a la IP. Yo creo que en Querétaro, la iniciativa privada es responsable.

Comentarios