Se encuentra usted aquí

Discrepan por caso Amealco

17/08/2016
12:26
-A +A

La diputada local Verónica Hernández Flores debe aprender qué es la alerta de género, además de trabajar en la legislación que permita disminuir la violencia feminicida en el estado, afirmó la activista Maricruz Ocampo.

Así lo consideró luego de que ayer la legisladora por el octavo distrito (Amealco-Huimilpan) declaró que más que activar la alerta de género en Amealco —tras el caso de la niña otomí, Araceli García, quien falleció el pasado 9 de agosto, a causa de lesiones provocadas por agresión y violación— se tiene que coordinar el trabajo de seguridad con las autoridades ministeriales para que se haga justicia y se evite la impunidad.

“Creo que todos estamos en contra de todo lo que ha sucedido, más que una alerta de género estamos ocupados y preocupados teniendo una estrecha comunicación con las autoridades competentes para que este asunto no quede impune (…), es grave y lamentable pero vamos a seguir trabajando con las autoridades”, dijo la diputada presidenta de la Comisión de Equidad y Género y Grupos Vulnerables.

A lo que la activista Maricruz Ocampo reaccionó y consideró que la legisladora panista no ha utilizado su cargo para aprender “y no sabe qué es la alerta de género, lo desconoce… que nos explique por qué no se requiere una alerta de género.

“Si ella conoce el mecanismo, entonces que nos proponga cómo lo resolvemos, cómo reducimos la violencia en Querétaro, no solamente contras las mujeres indígenas, sino contra todas las mujeres, pero sobre todo la violencia que se ejerce contra las mujeres indígenas y muchos casos por usos y costumbres”, enfatizó.

De igual modo, recordó que al presunto responsable del crimen contra la menor que tenía su domicilio en San Ildefonso, Amealco, se le acusa de homicidio calificado agravado, y que si se le acusara de feminicidio la condena sería mayor y tendría la obligación de pagar una multa.

Ocampo recordó que anteriormente varias organizaciones feministas solicitaron la alerta de género para Amealco, pero las autoridades decidieron no investigar al municipio, donde se considera que hay una violencia feminicida en sus comunidades, sobre todo, en poblaciones indígenas.

“Nosotros (las organizaciones) podemos solicitar la activación de la alerta de género para Amealco de manera independiente, y lo que hemos hecho es exhortar al edil de Amealco a que no tengamos que recurrir a eso, sino que se sume a las acciones que ya se están implementando en los otros municipios. Pero si vemos que no hay una respuesta, que continúan estas acciones violentas que lo que a nosotras nos reportan es que no es un caso aislado, que ha habido otros casos, que no han terminado en homicidio, pero que ha habido otras situaciones de violación y acoso”, explicó.

En caso de continuar estos hechos, indicó, se verían en la necesidad de recurrir a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) para que intervenga en Amealco.

Por su parte, el alcalde de Amealco de Bonfil, Rosendo Anaya Aguilar, afirmó que la agresión sexual y asesinato de la niña de 12 años de edad en un caso “que se sale de las manos” de la autoridad municipal.

Aunque reconoció que en el municipio se suscitan violaciones y agresiones contra mujeres, dijo desconocer el número de casos. Respecto a las quejas de la población indígena sobre la escasa presencia policial, sostiene que su municipio sí está protegido.

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública señalan que durante 2015 se denunciaron 20 casos de abuso sexual en Amealco, y nueve en lo que va de 2016.