Se encuentra usted aquí

Gastan $50 millones en tres años

16/11/2012
03:45
-A +A

En los últimos tres años, el Instituto Queretano de la Cultura y las Artes ha invertido 50 millones de pesos para seguir los trabajos de rescate y restauración del Templo de Santa Rosa de Viterbo. El espacio será usado para albergar diferentes manifestaciones artísticas.

La directora del instituto, Laura Corvera Galván, dijo que es imposible hablar de un avance general de toda la obra, ya que se desarrolla por etapas, debido al gran espacio que tiene el inmueble, en el que se pretende tener un museo de sitio y un teatro al aire libre.

En materia económica, explicó que se han invertido en el inmueble poco más de 16.6 millones de pesos por año en el último trienio.

“Ahora sigue la gestión con la Federación de 13 millones de pesos, más otros premios que ha recibido el inmueble, como fue el de pintura mural, que está en el techo de sitios y monumentos a nivel nacional, en donde se ganó un premio de 1 millón de pesos; además de tener el beneficio de otros dos premios: el de Francisco de la Maza, por parte del Instituto Nacional de Bellas Artes, y el de 2011 de Hábitat, esto porque es un espacio cultural y porque se da un beneficio a la sociedad”, afirmó la directora.

Corvera explicó que en este momento se va a trabajar para conseguir recursos que lleven a convertir este inmueble en un Centro de las Artes, proyecto compartido con el Centro Nacional de las Artes.

“La idea es que pueda ser un espacio de especialización de las bellas artes y de diferentes manifestaciones artesanales, ser un referente regional que comparte el Instituto Queretano de la Artes”, afirmó.

Durante los trabajos que se están realizando se han encontrado y rescatado vestigios históricos de gran valor cultural, como los muros del convento, que datan del siglo XVII y que están bajo el portal de novicias; el hallazgo de vasijas, utensilios de mesa, restos óseos y artículos relacionados con los usos del edificio a lo largo de más de 300 años.

Las excavaciones han dejado al descubierto un par de vanos (huecos) en un muro del siglo XVIII, y piezas del siglo XV.

Corvera informó que la propia arquitectura del ex convento será parte de los atractivos, por lo que se están gestionando los recursos necesarios para terminar con las obras.

Hasta la fecha se ha trabajado en la demolición de los edificios construidos en la segunda mitad del siglo XX, en las huertas, así como en la consolidación de las cimentaciones y grietas que tenían los muros, bóvedas y portales; además de la rehabilitación de cantera y azoteas.

En el caso del claustro principal, la recimentación se realizó con los materiales pétreos originales, y con la recuperación de los niveles originales correspondientes al siglo XIX.

También se mejoraron los niveles de la fuente principal, que anteriormente estaba hundida y separada por una trinchera de al menos 60 centímetros de profundidad.

Este inmueble, donde por muchos años funcionaron el Cetis 16, la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) y los ministerios públicos, está ubicado entre las calles Zaragoza, Ocampo, Arteaga y Ezequiel Montes.

De acuerdo con el Instituto de Cultura, todos los trabajos de arqueología y apoyo técnico en la restauración han sido revisados y normados por el Instituto Nacional Antropología e Historia, delegación Querétaro, que ha otorgado las licencias de intervención correspondientes para cada trabajo en particular.

En el año 2007 comenzó el rescate de este ex convento de Santa Rosa de Viterbo. La administración del ex gobernador Francisco Garrido Patrón (2006-2012) destinó —en dos años— 20 millones de pesos para su restauración.