El tren, máquina de progreso: Calzada

Portada 16/08/2014 01:36 Actualizada 09:47

En la ciudad de Querétaro se presentaron las bases de licitación para el Tren de Alta Velocidad (TAV) México-Querétaro, que será como un modelo “llave en mano”, una licitación integral que implica que la empresa ganadora se hará cargo de la construcción total del proyecto.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza y el gobernador del estado de Querétaro, José Calzada Rovirosa, firmaron el proyecto que tiene un costo superior a los 40 mil millones de pesos.

Calzada Rovirosa afirmó que el tren constituye una máquina del progreso. “El tren de alta velocidad es el inicio de un sistema nacional de trenes, el tren México-Querétaro es una máquina de progreso, sin duda alguna también es un cambio de paradigmas, les puedo garantizar que hay un equipo de trabajo muy profesional que lleva mucho tiempo ideando esta firma con un solo propósito: que a México le vaya bien”, declaró el gobernador.

Ruiz Esparza, quien cerró con las intervenciones, recordó el camino que siguió este proyecto, que es el compromiso 094 que firmó el entonces candidato a la presidencia de la República Enrique Peña Nieto.

“Me pidió decirles el señor presidente que este documento que acabamos de suscribir abre una nueva época en la historia de los ferrocarriles y el transporte de pasajeros de México que estaba relegada”, declaró el secretario.

Licitación llave en mano

El consorcio que resulte ganador será el responsable de la construcción, obra civil, aplicación y la operación del material rodante, del equipo electromecánico, equipos de seguridad y señalización, aseguraron los funcionarios.

“Tiene que garantizar que la velocidad de 300 kilómetros por hora será con calidad y eficiencia”, describió Pablo Suárez Coello, director general de Transporte Ferroviario, de la subsecretaria de Transportes de la SCT.

El recorrido iniciará en Buenavista y concluirá en la ciudad capital del estado de Querétaro en un recorrido de 58 minutos; con el modelo de licitación revelado, Ruiz Esparza dejó claro que “será necesariamente una empresa extranjera” la que lo ejecute, pues no se cuenta con la tecnología y equipo requerido en la República Mexicana.

“El trazo de 210 kilómetros habrá de tramitar en 182 kilómetros a nivel superficial, 16 kilómetros en viaductos ferroviarios y 12 kilómetros durante 15 túneles para cumplir con su recorrido”, declaró.

La obra permitirá reducir en 18 mil automóviles el tránsito de la autopista 57 México-Querétaro, se generarán 20 mil empleos y en el segundo semestre de 2017 habrá de estar listo para iniciar su periodo de pruebas. Con el tren se moverá a 23 mil pasajeros al día, con ahorro de cuatro horas de viaje redondo, se trabajará con un gerente de proyecto que será el responsable de cuidar todas las interfaces del desarrollo para garantizar seguridad, calidad y control de costos. Habrá supervisores para la construcción de la obra civil, fabricación material rodante, equipos electromecánicos, señalización y seguridad.

Temas Relacionados
tren máquina progreso Calzada