Se encuentra usted aquí

Poco auge, construcciones

16/03/2015
01:21
-A +A

Con la implementación del reglamento de construcción que está analizando la Secretaría de Desarrollo Sustentable del municipio de Querétaro (Sedesu), además de regular la altura de los edificios, se tocará el tema de respeto a las medidas de protección civil, pues por ahora hay dificultad para atender los edificios con muchos pisos.

De acuerdo con el titular de la dependencia, Ramón Abonce Meza, hasta el momento se tiene la primera fase de la actualización del escrito, Documento Cero que, a manera de asesorías técnicas, lo está revisando el Colegio de Ingenieros Civiles de Querétaro. Una vez que sea estudiado deberá pasar a las manos de los regidores para su aprobación.

Esta actualización del reglamento de construcción se debe a que en la entidad ya se están realizando otro tipo de construcciones, lo que amerita poner mayor énfasis en las medidas de seguridad y condiciones en las que se pueda construir, “es una actualización, en cualquier parte del mundo se tienen que actualizar los reglamentos conforme a las necesidades”, dijo el funcionario municipal.

Entre los aspectos que está revisando el Colegio de Ingenieros Civiles del estado se encuentran temas de altura, medidas de seguridad, e inclusive el tema de la temporalidad en las licencias  que, a decir de Abonce Meza, necesitan ser actualizados, “ya tenemos lo que se llama el Documento Cero, la cuestión técnica la estamos preparando para presentársela posteriormente a los regidores”.

Al hablar sobre los beneficios de actualizar el reglamento de construcción, el funcionario aseveró que son diversos; pues anteriormente no se contemplaban algunas características como las que hoy en día se implementan para la construcción de edificios en la capital queretana, “son muchos, podemos sintetizarlo en el tipo de construcciones que la ciudad de Querétaro requiere, son muy diferentes a los que se hacían cuando se aprobó el reglamento anterior”.

Aunque Abonce Meza, indicó que aún no se sabe cuándo podría quedar concluido, explicó que se espera que luego de las observaciones de los ingenieros, se pueda avanzar más rápidamente en la presentación del proyecto ante el cabildo del municipio capitalino.

Falta de verticalidad, cuestión cultural

Las construcciones verticales en el estado no han logrado tener tanto auge debido a una cuestión cultural, comentó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Promoción y Desarrollo de Vivienda (Canadevi), Sergio Reyes García, quien afirmó que en el estado las personas aún desean tener una casa “sola”, lo que ha provocado el crecimiento de la ciudad;  reconoció que condensar el territorio es una buena oportunidad para abastecer de más y mejores servicios, pero esto sucederá en algún tiempo, manifestó.

Asimismo, al referirse al aspecto cultural, explicó que es porque la gente no está acostumbrada a compartir áreas comunes, como lo son pasillos, jardines, patios y otras amenidades con las que cuentan los complejos; sin embargo, también dijo que en hoy esta cuestión ya está cambiando.

Otro de los retos es hacer conciencia en los presidentes municipales para que fomenten este tipo de edificaciones, lo cual les permite condensar, no sólo el crecimiento de vivienda, sino también la cuestión de los servicios que ofrecen.

“Si no hay densidades, si no se autorizan densidades mayores, si se tiene la planeación urbana como se tiene hasta hoy, cuando la densidad más alta son 400 habitantes por hectárea, que eso quiere decir que caben 80 casas en una hectárea, no se va a desarrollar verticalmente; en efecto, debe tener una planeación”, declaró el líder de la vivienda en el estado.

Servicios más económicos

A decir de Reyes García, el tema de los servicios es más económico para las autoridades, pues no deben colocar tantas redes de agua, drenaje, electricidad y otros servicios, pues con una sola línea se puede atender a los edificios, puesto que el trabajo de ramificación para cada hogar es interna en el complejo.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, José Pío X Salgado Tovar, comentó que el tema de los servicios no es un problema, pues las autoridades están preparadas para abastecer la demanda.

“La infraestructura ya se tiene, pero estamos hablando que ahorita la usan 13 familias por hectárea, en lugar de las 24 que lo hacen a nivel nacional, o en vez de 40 que debe ser la densidad óptima, estamos alrededor de 25%”, afirmó el secretario para EL UNIVERSAL Querétaro.

Salgado Tovar dijo que el alto costo de los servicios en la entidad se debe a que son muy pocas familias las que usan las redes de servicios, por lo que dar mantenimiento y cubrir las demandas de la población resulta más caro, que si se hiciera para complejos donde más gente usa estos servicios en la misma densidad de tierra. Aseguró que algunos de los proyectos de inversión serían más atractivos en ciudades verticales, por lo que puso como ejemplo el sistema de transporte público, que es más viable abrir nuevas rutas a lugares donde habrá más usuarios.

El líder de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), en la entidad, comentó que alrededor de 20 socios, de los casi 200, son quienes están en posibilidad de participar en este tipo de desarrollos verticales, por lo que es un área de oportunidad para capacitar a otros constructores. Además reconoció que la tendencia de la construcción va para este tipo de obras.

En otro tema, Sergio Reyes García, comentó que la preferencia de la edificación se está modificando gracias a la llegada de personas de otras entidades, principalmente de la ciudad de México, donde la gente está acostumbrada a vivir en edificios y compartir las áreas comunes sin ningún problema; esto es una oportunidad de cambiar la cultura de la construcción en el estado.

Indispensable, riguroso esquema de PC

De esta forma, los edificios que se construyen en la capital queretana deben cumplir con ciertas normas de protección civil, como tener redes contra incendios, ya sea hídricas o con extintores, además de contar con escaleras de emergencias, y ya ocupados contar con brigadas de protección, afirmó el titular de la Unidad Municipal de Protección Civil (UMPC), Amadeo Lugo Pérez. Indicó que las medidas de protección en edificios es algo que han venido trabajando desde hace un tiempo con la Sedesu a través de la Dirección de Desarrollo Urbano.

“Las hídricas, cada determinada altura deben existir tomas donde el equipo de bomberos se pueda conectar, principalmente en aquellos lugares donde no pueden llegar las escaleras que tienen, que son de 34 metros”, apuntó.

Indicó que se está pidiendo que en los estacionamientos de los edificios se respete una altura mínima que permita que entre un vehículo de emergencia, como ambulancias, pues se ha visto que en algunos no hay espacio suficiente.

“También debe contar con un dictamen de pararrayos, un dictamen del proyecto del sistema hidráulico para poder manejar las presiones del agua, con la velocidad con la que debe de bajar todo el sistema de drenaje”, agregó.

Precisó que en los edificios de oficinas deben  contar con una brigada de protección civil.

Bomberos enfrentan limitaciones

Por lo anterior, cabe mencionar que el equipo con el que cuenta en el Heroico Cuerpo de Bomberos de Querétaro limita el poder brindar apoyo a los edificios altos, cuando éstos presenten alguna contingencia, como lo puede ser un incendio; toda vez que el material que se tiene en esta organización de voluntarios, sólo podría alcanzar a  cubrir los primeros tres niveles de un edificio.

Para el comandante Gabriel Lara, la tendencia en los edificios que indica una construcción vertical, no siempre se realiza con las medidas de seguridad correspondientes, lo que que también merma la posibilidad de prestar el servicio.

Las principales limitantes que se tienen para atacar un incendio en un edificio mayor a tres niveles, es la escalera y la manguera, toda vez que la manguera no siempre es suficiente y las escaleras más grande con las que se cuenta son de 20 metros; esto aunado a que muchas ocasiones los edificios no contemplan un camión de emergencias en sus accesos, “a lo mejor en los primeros pisos sí va a funcionar, pero en pisos más elevados ya no nos va a alcanzar; por ejemplo, el acceso al edificio, es a veces muy difícil”.

Además, los detectores de humo, planes de emergencia y escaleras anexas a las de emergencia ayudarían a que en un caso de éstos, el siniestro pueda ser controlado más rápido, afirmó Gabriel Lara; especificó que si se tomara en consideración la opinión técnica de los bomberos, éstos tendrían más herramienta para conocer el edificio y actuar de manera más oportuna.

Respecto a las empresas que se acercan al cuerpo de bomberos, para que se les dé una asesoría de emergencias, el comandante detalló que son muy pocos; además que normalmente son las mismas, por lo que detalló que no se tiene una cultura de la prevención, “pues nosotros tenemos algunas empresas que se acercan a darle capacitación a sus brigadas, pero son muy pocas y normalmente las mismas”.