Aumenta déficit estatal heredado: FDS

Portada 13/11/2015 01:35 Actualizada 08:39

Luego de que la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados comenzara los trabajos en torno al Presupuesto 2016, el gobernador Francisco Domínguez Servién se mostró confiado en obtener los recursos económicos solicitados a la Federación, por lo que se mostró tranquilo y satisfecho con las gestiones realizadas hasta el momento para lograr tal objetivo.

“Vamos muy bien en el presupuesto. No quiero adelantarme. Hoy (ayer) inicia esta lucha por el presupuesto en la comisión de la Cámara de Diputados, esperando que se vaya lo más rápido al pleno y probablemente no hasta el 15, sino el viernes, por lo que me dicen de los acuerdos de los grupos parlamentarios. Yo estoy satisfecho con lo que hemos puesto, sin dejar de decir que con lo que nos autoricen el viernes o el día 15 vamos a seguir trabajando por ello y ya hemos encargado a nuestros diputados queretanos que nos cuiden lo que hemos solicitado en el presupuesto” expresó Francisco Domínguez.

En referencia al déficit financiero que heredó la pasada administración, éste ya llegó a los 900 millones de pesos, declaró Domínguez Servién, quien el pasado 1 de octubre, en su toma de protesta, daba a conocer que se había encontrado con un déficit sin precedentes que alcanzaba en ese momento los 650 millones de pesos.

El gobernador refirió que derivado de una reunión que sostuvo el pasado martes 10 de noviembre el secretario de Planeación y Finanzas, Juan Manuel Alcocer Gamba con Daniela Brandazza, de la agencia Standard & Poors, existe el riesgo de que la entidad baje su calificación crediticia, lo que generaría importantes afectaciones a la economía local.

“Vino Standard & Poors y Querétaro está en peligro de bajar su calificación porque la administración pasada llegó a un nivel de irresponsabilidad en que fue más alto el gasto corriente que los ingresos propios. Si no corregimos rápido, Standard & Poors amenaza con bajar la calificación. En unos días también les diré cómo haremos esta corrección para que el estado no pierda su calificación crediticia. Ya vamos en 900 millones”, señaló.

Indicó que su responsabilidad en este momento es realizar una reingeniería financiera en favor de los queretanos, lo que implicaría una importante reducción en el personal del estado y una reducción en el gasto corriente, sin perder de vista los ingresos de la entidad, para evitar nuevos desequilibrios financieros.

“El contralor ya está trabajando en todas las dependencias y yo me estoy enfocando en que no se repita esto, que no vayamos con el mismo ritmo, porque si no al final no tendremos recursos propios el año que entra para, junto con los recursos federales, programas sociales e infraestructura”.

Dijo que a los 650 millones de pesos que había inicialmente como déficit hay que sumarles otros 250 millones, que han servido para pagar varias liquidaciones a trabajadores y funcionarios de primer nivel de la anterior administración, las cuales no estaban contempladas.

“Estaba en 650 (millones de pesos), pero hay que sumarle las liquidaciones que tendremos que hacer, que no estaban fondeadas, y va a aumentar. Sí hay secretarios de primer nivel que fueron liquidados antes de que entráramos; irresponsablemente, no cumplieron con su palabra. Les doy el dato de un funcionario que tomó su liquidación al 100%”, denunció.

Ante tal panorama, el gobernador indicó que la entidad está sufriendo las consecuencias de esas decisiones, sin embargo, reiteró que en los próximos días dará a conocer el plan que implementará para corregir dicho déficit.

“Mi responsabilidad es adelgazar al gobierno y adelgazar el gasto corriente”, apuntó.

Temas Relacionados
aumenta déficit Estatal heredad FDS