25 / julio / 2021 | 16:19 hrs.

Gallos Blancos se queda...por ahora

Portada 13/05/2014 00:39 Actualizada 08:38

Interesado el futbol mexicano en el “cómo sí” antes de el “cómo no”, el presidente de la Liga MX, Decio de María, aseguró que a pedido del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se abrirá una “ventana de tiempo” para evitar la desafiliación de los Gallos Blancos del Querétaro.

Al mismo tiempo existen dos vertientes para determinar las posibles soluciones: en la primera de ellas se nombraría un administrador, de parte del SAE; en la otra, se optaría por buscar a una persona moral que pueda adquirir al equipo.

“Esto sucederá en los próximos días con un lapso de tiempo [sic], donde estaremos trabajando con la SHCP para tomar la determinación, lo que quiere decir que el Querétaro no ha sido desafiliado, no es el interés de la administración”, explicó De María, quien detalló que se trabaja “en estas dos avenidas”.

Pese a lo anterior, De María reconoció que aún se corre riesgo de una desafiliación, si no se cumplen los tiempos, los requerimientos y las condiciones para rescatar al conjunto queretano.

“El horizonte que tenemos en la Liga es trabajar con la autoridad para encontrar una de las dos soluciones que he mencionado. Cuando el tiempo llegue a su límite hay que tomar una decisión y esa podría ser la desafiliación y ahí veríamos qué hacer. No es mi interés especular. El camino es trabajar con el SAE para encontrar la solución”, detalló el titular de la Liga.

De momento, ya hay empresas interesadas en adquirir a Gallos Blancos. Entre ellas se encuentra Grupo Pegaso (propietario del Atlante), que a decir de Decio reúne las condiciones y no habría oposición —de momento— de parte de los dueños de clubes para que compre a dicho equipo.

En cuanto a lo que corresponde al Gobierno del Estado de Querétaro, explicó que el gobernador “ha estado ocupado porque el equipo subsista y se quede en Querétaro”, sin embargo precisó que “la participación de dicho Gobierno es de apoyo y facilitador, y no puede tomar decisiones diferentes a esas”.

Después, De María evitó dar a conocer a cada una de las empresas interesadas en el caso Querétaro, “porque no soy el vocero para dar a conocer cuántos se han acercado al SAE para tener conocimiento del tema”.

Corresponderá a la autoridad hacer una oferta sobre la posible venta.

También aclaró que en esta reunión de dueños nadie solicitó cambio de nombre y sede, al tiempo que afirmó que ocupa a la Liga buscar una pronta solución, en el entendido de que hay una fecha límite, la cual evitó dar a conocer, porque no le gusta laborar bajo ese tipo de presiones.

Y Gallos sigue en el limbo.