Calixto de Santiago Silva: “El héroe que definió mi vida fue mi padre”

“Creo en los derechos humanos como andamiaje jurídico del Estado”
Foto: DEMIAN CHÁVEZ. EL UNIVERSAL
13/01/2017
06:22
Lorena Alcalá
-A +A

Calixto de Santiago Silva, presidente del Colegio de Abogados Litigantes del estado de Queretaro, afirma que lo más arriesgado que ha hecho en la vida es abandonar el negocio de su padre como comerciante en la Central de Abastos de la entidad, para forjarse una carrera como abogado litigante; sin embargo, asegura que también ha sido la mejor decisión de su vida.

Con tres maestrías terminadas y un doctorado en curso, De Santiago afirma que le encanta estudiar porque no tolera la ignorancia. Se asume como un estudiante idealista y hasta cierto punto “nerd”.

Admira a Batman, porque sin superpoderes “hace lo que tiene que hacer”; no obstante, el héroe que definió su vida, dice, fue su padre.

Coleccionista apasionado, el presidente del Colegio de Abogados tiene más de 300 corbatas y cerca de 80 relojes, que son su manía; además de una serie de plumas con los superhéroes de DC Comics.

En su casa, con sus hijos, Calixto, Bruno y Miranda, no hay democracia señala, porque tiene la voz y la mano firme. Pero dice que no, que no se ve como funcionario.

 

¿Cuál es el principal rasgo de su carácter? ¿Cómo se define?

Perseverante, fuerte, hostil y reacio.

¿Cuál es la cualidad que aprecia más en una persona?

La lealtad, porque la vida tienes que pasarla con la lealtad de tus amigos, de tus clientes y de con quien convives, para que tengas oportunidad de crecer como ser humano.

La lealtad te va a forjar el carácter, con la posibilidad de que, en tiempos malos, ayudes al amigo, ayudes al cliente. La lealtad es una parte esencial del crecimiento del ser humano.

¿Qué es lo más aventurero o riesgoso que ha hecho en su vida?

El dedicarme a la abogacía, el decidirme a dejar el negocio familiar para dedicarme completamente a algo inhóspito dentro de mi familia.

Querer ser abogado en Querétaro, cuando era –y todavía es– un coto muy cerrado de sólo algunas familias. El buscar ser abogado con clientes, con prestigio, con responsabilidad y con ahínco. Que a 19 años de haber tomado esa decisión, concluyo que es la mejor decisión que he tomado en la vida.

¿Qué espera de sus amigos?

Lealtad, reciprocidad, trabajo, así como esfuerzo.

¿Cuál es su principal defecto?

La intolerancia hacia la ignorancia. No soy tolerante con la ignorancia. Creo que, al final de cuentas, venimos al mundo a aprender, a conocer, entender lo que es nuestro mundo.

En muchas ocasiones, la gente no entiende ni en el cargo que se encuentra, ni la responsabilidad que tiene, pero sobre todo el momento que le toca vivir y, a veces por su ignorancia, no sabe, ni conoce ni quiere aprender.

¿Cómo podría definir su ideal de la felicidad?

Que todo ser humano tenga la posibilidad de ser feliz. Creo en los derechos humanos como parte fundamental del andamiaje jurídico del Estado mexicano, pero creo en el mundo como la parte fundamental de que todos podemos llegar a ser felices, logrando y teniendo los satisfactores mínimos de vivienda, alimentos, vestido y educación. Creo en una sociedad con educación, respeto y responsabilidad.

¿Si no fuera abogado y no fuera presidente de los Abogados Litigantes, qué le gustaría ser?

Yo creo que sería comerciante, pero sería líder de comerciantes; porque mis primeros orígenes fue ser comerciante y creo en el comercio como parte fundamental del crecimiento de nuestra sociedad.

Si no viviera en México, ¿en qué país del mundo le gustaría vivir?

No me veo en otro país. Y no porque no conozca, pero no me veo fuera de aquí.

¿Cuál es su película favorita?

El Padrino, por todo lo que abarca la temática. No solamente la ascensión al poder sino la última parte, la última toma, la forma en que muere El Padrino, solo.

¿Le gusta la soledad?

Me encanta la soledad para pensar. Creo en la soledad como parte fundamental del resumen del día, pero sobre todo la parte del crecimiento del ser humano. Creo que es el momento en que puedes filosofar.

¿Qué representa su familia?

Todo, es la base triangular de crecimiento. Es el primer ente de oportunidad de crecimiento. Es el primer ente en donde te exiges ser mejor persona y en donde tus hijos te ponen la vara cada vez mas alta y tu esposa la forma y el andamiaje para poderlo lograr.

Se define como un padre tradicional, ¿a qué se refiere con esto?

Que venimos, la familia de mi esposa y la mía, de familias tradicionales conformada por mamá, papá y en donde los papás tomaban las decisiones, no democráticamente sino monárquicamente, y lo que deciden los padres es parte del crecimiento de los hijos. Creemos en la igualdad de circunstancias, pero también en el fortalecimiento de los caracteres de nuestros hijos para su sano desarrollo personal. Con la mano firme y la voz más firme.

¿Cuál es su libro favorito?

A mi me gustan mucho los libros de Luigi Ferrajoli, todos y cada uno de ellos, sobre el tema de los derechos humanos y la libertad individual, de como cuando el individuo asume su responsabilidad y así sabe que sus derechos humanos serán respetados al 100% por el estado.

Me encanta John Katzenbach como parte de las novelas policiacas, es mi autor favorito.

Y me gusta mucho el de Octavio Paz, El laberinto de la soledad, por el tema de la idiosincrasia mexicana. Si buscamos retraer al que va adelante, con la finalidad de que se lo cargue la…

¿Qué es lo que más le gusta de la novela policiaca?

Que te ves reflejado en el instinto asesino del superhéroe, en algún momento determinado. Y que puedes vaciar frustraciones leyendo, impactarte con cosas que hacen los personajes a sangre fría inaudita.

¿Para ser abogado se necesita tener instinto asesino?

No. Se necesita tener prudencia, sentido común, trabajo, ahínco y amar esta profesión.

¿Se considera un idealista o un hombre práctico?

Soy idealista y soy un hombre práctico, y además trato de homologar ambas circunstancias.

Soy un hombre al que le encanta estudiar. Tengo tres maestrías, soy doctorante y estoy estudiando mi cuarta maestría.

En el tema del estudio soy una persona idealista, pero en el tema del trabajo soy muy pragmático. Trato de darle solución rápida a mis clientes.

¿Cuál es su héroe favorito?

¡Batman! Por inteligente. Porque no necesita tener superpoderes para lograr lo que tiene que hacer.

Batman es el superhéroes que todo ser humano necesita. La inteligencia es el superpoder de Batman.

¿Qué tipo de música le gusta?

Toda. Pero mi canción favorita es Uno entre mil de Mijares.

¿Cuál es su héroe de la vida real?

Mi papá. De la nada salió a darnos casa, vestido, profesión e hizo un negocio prominente para toda la familia.

Cuando se murió mi papá me sentí huérfano. Con mi papá era con quien podía platicar, debatir algunos temas y, aún que no pudiera estar de acuerdo con mis decisiones, era una persona que con su cariño, su brazo y con su forma de explicar el amor, siempre había una línea de conducción para tomar las mejores decisiones.

¿Qué hábito ajeno no soporta?

Soy muy respetuoso. Pero, a lo mejor, comer los mocos, un tema antihigiénico, o una persona que no se bañe.

¿Qué es lo que más detesta en la vida cotidiana?

La soberbia por ignorancia.

Personaje histórico favorito.

A mí, de personaje me encantan dos: Benito Juárez y Porfirio Díaz.

Si pudiera revivir a algún personaje de la historia, ¿a quién sería?

A Emiliano Zapata, y le preguntaría sobre el tema de la racionalización de los derechos humanos, no solamente de los campesinos, sino el cómo hacer productiva la tierra para que nos dé al país la autosuficiencia alimentaria.

¿Colecciona algo?

Corbatas, plumas y relojes.

¿Les gusta que se los regalen?

Los compro.

¿Cómo comenzó esa colección?

Primero, por necesidad con las corbatas y, segundo, ya fue un afiche, es un tema de gusto.

Tengo aproximadamente 350 corbatas y como 80 relojes, además de toda la colección de plumas de Montegrappa de superhéroes, con Batman, el Pingüino, el Acertijo y todos los demás.

¿Cómo le gustaría morir?

Instantáneamente. Yo siempre he dicho que prefiero morir en el mismo momento. Porque, por ejemplo, la muerte de mi papá fue exageradamente bondadosa en un momento y la muerte de mi madre fueron tres años de agonía.

Yo sé que es una soberbia humana, pero me gustaría no hacer sufrir a mi familia ni a los seres humanos que me rodean.

¿Si pudiera comer una sola comida en su vida, qué sería?

Frijoles con nopales.

¿Tiene algún lema o frase que rija su vida?

Hay una, que a muchos molesta: El ser abogado es una bendición de dioses.

¿Cómo se proyecta en un futuro?

Litigando y espero, en algún momento, tener la oportunidad de desarrollar un proyecto familiar, que se está incubando, para poder hacer ciertas consideraciones del orden social en la zona de vivienda.

¿Se ve como funcionario público?

No lo descarto, pero no me veo como funcionario. Me veo mas como abogado litigante. No me quita el sueño ser funcionario público.

¿Admira a alguien en particular?

Admiro a mis hijos, porque me han enseñado muchísimo cómo cambiar mi forma de ser.

¿Cómo le gustaría ser recordado?

En razón a mi cargo del Colegio de Abogados Litigantes, a mí me gustaría ser recordado en cuanto al tema de que voy a ser el primero en darle un techo después de 44 años.

Porque no tenemos una sede para definir, después de 44 años y tres ex presidentes, nadie había otorgado la posibilidad de tener un lugar para trascender en el Colegio.

En el tema familiar, me gustaría que mis hijos me recordaran con amor, cariño y respeto, que sepan que las decisiones que he tomado como padre son las mejores para ellos.

Empieza un nuevo año, ¿cuál sería su deseo para Querétaro?

Que nos vaya bien a todos, que tengamos una sociedad ordenada, respetuosa, de todos y cada una de las diferencias sociales que existen, de las diferencias de pensamiento, pero que seamos tolerantes unos con los otros.

Necesitamos vivir en armonía, y respeto a las leyes y a los derechos de todos. Que hagamos una sociedad-gobierno más participativa.

Necesitamos hacer que no haya varios Querétaros, sino un solo, un Querétaro de trabaio, esfuerzo, que logre eliminar las diferencias sociales... y no, no quiero ser candidato.

Comentarios