Se encuentra usted aquí

Impacta ordeña a industrias de SJR

Canacintra pedirá mayor vigilancia en la zona; robo de hidrocarburos afecta las actividades de empresas
FOTO: Archivo El Universal
12/12/2016
02:01
Martha Romero
-A +A

Empresas asentadas en el parque industrial oriente del municipio de San Juan del Río solicitarán el apoyo de autoridades federales para la vigilancia de los ductos de Petróleos Mexicanos que se ubican en esta zona, ante el constante robo y las afectaciones que representa para la actividad productiva de las plantas existentes.

A través de la delegación federal de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, anunciaron que enviarán un exhorto a las autoridades para que haya presencia de personal de Pemex en la zona oriente de San Juan del Río, donde se ubica el parque industrial, informó el presidente de la Canacintra, Eduardo Prado.

Para los empresarios, además del riesgo que representa el robo constante de combustible a través de la creación de tomas clandestinas, el ilícito afecta directamente en sus procesos productivos, en especial para las plantas que emplean gas y que se abastecen de los ductos que se ubican en la zona.

El parque industrial oriente concentra un aproximado de 100 empresas y 20% de estas se abastece con tomas directas a los ductos de gas de la empresa, de acuerdo con el presidente de Canacintra; por ello, los robos de hidrocarburos originan suspensión de actividades durante el tiempo en que se realizan las reparaciones y se suspende el suministro de hidrocarburo por las “ordeñas”.

“Varias empresas han tenido que suspender actividades por más de 24 horas cuando se detectan fugas por robo de gas; se suspende el abasto en lo que se reparan las tomas, pero nadie avisa a los empresarios para que se prevengan”, señaló.

Empresarios también destacaron que durante días enteros se suspende el suministro de gas debido a que la empresa realiza mantenimiento a sus líneas de conducción, pero las industrias no reciben notificaciones con antelación para poder prevenir y evitar el paro de actividades.

El parque industrial, junto con la colonia Los Rocíos, son dos de las zonas de la cabecera en las que con mayor recurrencia se detectan tomas clandestinas; mientras que Senegal de Palomas, Cazadero y Palmillas tienen la mayor incidencia en el ilícito.

Vigilarán bodegas. Eduardo Prado aseguró que empresarios y desarrolladores de naves industriales ven con preocupación la reincidencia de robo de combustible, ante la posibilidad de que los “chupaductos” pretendan abrir crear nuevas tomas en las pareas donde se ubican los ductos.

En el caso del parque industrial oriente, el titular de la cámara reconoció que existe el riesgo de que personas dedicadas al robo de hidrocarburos se hagan pasar por inversionistas y renten naves para cometer el ilícito al interior de estos espacios.

“No estamos exentos de que esto pase, en el caso del Barrio de la Cruz, ocurrió, cuando una persona rentó la bodega y el propietario del predio nunca se imaginó que fueran a ocupar su propiedad para cometer un delito. En la zona industrial los que se dedican a crear bodegas industriales están preocupados porque pueda pasar algo similar”, refirió.

Luego de la explosión de pipas abastecidas con gas robado que ocurrió el pasado enero en el Barrio de la Cruz, la Canacintra emprendió un programa preventivo entre sus agremiados, consistente en la capacitación de las brigadas de Protección Civil y la entrega de kits de asistencia inmediata.

El objetivo es que el personal correspondiente esté preparado ante cualquier incidente relacionado con la sustracción ilegal de combustible.

El presidente de Canacintra aseguró que también se ha recomendado a los empresarios reportar cualquier actividad sospechosa en la zona industrial, para solicitar a la vez la intervención de autoridades municipales y que puedan vigilar las áreas para disuadir así el robo de combustible.

Finalmente, Eduardo Prado consideró que el robo a ductos es la situación de mayor gravedad que se vive en el municipio, porque además de ser un ilícito representa un riesgo para toda la población, debido a la posibilidad de fugas y explosiones durante la sustracción de combustible.

Comentarios