Pedirá préstamo para obra en Corregidora

Portada 11/10/2012 02:31 Actualizada 07:43

Un préstamo por 60 millones de pesos es lo que tiene contemplado solicitar el presidente municipal de Corregidora, Antonio Zapata, cuyos recursos económicos serán únicamente para aplicarse en obra pública, además de que a decir del edil, sería un empréstito que se liquidaría en el último año de su administración, es decir en 2015.

Explicó que recurrirá a esta vía sólo para adelantar obra pública, para que en los próximos 12 meses de la administración se realice la obra que se tiene programada, misma que está siendo evaluada y definida sobre cuáles son los proyectos prioritarios que pudiera incluir esta carpeta de obras.

“Estamos contemplando la posibilidad de obtener un préstamo, que pagaríamos en esta administración y es sólo para adelantar obra pública, y lo pagaríamos en el último año de la administración en su totalidad, pero estamos viendo si nos vamos a un préstamo de 60, 80 o 100 millones de pesos, que sí son pagables en el último año de la administración”.

Antonio Zapata comentó que el gobierno del estado generalmente recurre a Banobras para los préstamos, sin embargo, el municipio de Corregidora contemplará más opciones, a fin de encontrar una banca financiera que ofrezca mejores tazas, con el objetivo de que el crédito que se obtenga signifique el menor costo financiero para el ayuntamiento.

En relación al pago de proveedores, el edil informó que de acuerdo a lo que se tenía documentado por la administración saliente, se dejó una deuda de 40 millones de pesos, la cual ascendió a 70 millones debido a lo que no se tenía referenciado, por lo que se pagará 50% de la deuda que se heredó en esta área.

“Estamos negociando con los proveedores, ya platicamos con Nextel, ya logramos una quita de la deuda, ya la estamos finiquitando porque prácticamente vamos a pagar 50 % de lo que nos dejaron, estamos negociando con cada uno de ellos”.

Liquidaciones a plazos

El presidente municipal, también hizo referencia a los 300 trabajadores que se han liquidado, con los cuales se acuerdan convenios para el pago de su liquidación, la cual puede aplazarse incluso hasta el año siguiente.

“Estamos trabajando con los empleados para ver si quieren su liquidación de inmediato que sería tal cantidad, o si la quieren en otro tiempo es diferente, la estamos fraccionando, hoy sí quiero que cada una de las personas que dejen de prestar servicio en el municipio, tengan la certeza que si convenimos, se les va a pagar en noviembre, diciembre y enero, se les va a pagar en esa fecha, si convenimos que se les va a pagar en diciembre, enero, febrero y marzo se les va a pagar en esos meses”.

Comentó que su administración no se actuará como en otros gobiernos, tiempo en que se despidió a gente y que hoy en día incluso se tiene juicios laborales por estas cuestiones originadas en el 2009 y 2010.

“Yo creo que hay personas que entraron con un partido a puestos determinados, y saben que la chamba era por tres años. Yo no estoy actuando como se actuó en otras épocas, en vete y demándame y haber cuándo te pagamos, y en donde nos estamos haciendo cargo en la reinstalación en algunos casos”.