Se encuentra usted aquí

Sin operar elevador para PCD

11/07/2013
02:23
-A +A

El elevador para discapacitados, ubicado en el puente de Paseo Constituyentes a la altura de la unidad deportiva de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), continúa sin funcionar; al respecto, los usuarios se dijeron indignados e insatisfechos pues consideraron que esta debería ser una prioridad de las autoridades competentes.

El elevador fue instalado hace aproximadamente seis años como parte de un proyecto piloto para la movilidad de personas con discapacidad. En éste se consideraba la instalación de más dispositivos.

Personas con diversas discapacidades motrices no eran los únicos usuarios de los elevadores, sino también personas de la tercera edad con dificultades para caminar o incluso madres con hijos pequeños.

Para Ana Yolanda López Domínguez, directora del colegio Queretanos Unidos por la Discapacidad, resulta lamentable que proyectos como el del elevador se dejen en el olvido, aun cuando las autoridades e instituciones privadas conocen la necesidad de este sector de la población, así también, dijo, es la actitud de los ciudadanos.

“Es una pena que la figura típica del usuario queretano no esté reconociendo esta excelente herramienta para asegurar nuestra integridad física, lo que es bueno para los discapacitados es bueno para todos”, indicó López Domínguez.

Agregó que lamentablemente este proyecto se limitó a un solo puente peatonal y no se extendió a más puntos de la zona urbana, aunque, dijo, “tampoco la ciudadanía contribuye a ello”.

Lo anterior, de acuerdo con Ana Yolanda, es un exhorto a las instituciones correspondientes para que tomen cartas en el asunto y retomen el proyecto, que aseguró, puede salvar vidas.

Sin embargo, agregó, lo importante, además de reparar el que ya existe, es la instalación de más puentes peatonales para discapacitados, los cuales ayudarán a sentir más seguras a las personas que se ubican en este sector de la sociedad para transitar por la zona urbana.

La señora Elvira Reséndiz, de 75 años de edad, quien dijo cruzar el puente por lo menos tres veces a la semana en ambas sentidos, declaró que actualmente sufre de un fuerte dolor lumbar que le dificulta en gran medida subir y bajar las decenas de escaleras que dan ascenso y descenso al puente.

“Subir con mi dolor de espalda y ver que está el elevador pero que nada más no sirve, da mucho coraje, nos ahorrarían mucho trabajo y sufrimiento con elevadores como estos, pero pues uno se tiene que aguantar a que el gobierno se decida a arreglar las cosas, si es que en algún momento lo hace, porque yo nunca vi que esto (el elevador) funcionara”, lamentó la señora.