Se encuentra usted aquí

Satisfecho, pero reconoce pendientes

11/07/2013
02:23
-A +A

Antonio Zapata Guerrero gobierna el municipio de Corregidora por segunda ocasión. Con la experiencia a cuestas y los retos financieros, el panista presenta hoy su Informe de Gobierno en el jardín principal de El Pueblito.

En entrevista, el alcalde asegura que esta orgulloso y “muy contento y satisfecho. Que hay pendientes, sí. Apenas llevo nueve meses. Hay quien me dice: ‘no ha cumplido con sus promesas de campaña’. No. Que me lo digan hacia el 30 de septiembre de 2015 sino cumplí y las rebasé. Hoy, las cuentas son buenas y claras”.

¿Cómo se encuentra para su primer Informe de Gobierno?

De trabajo, llego con una enorme carga, impresionante, pero además muy contento y muy a gusto. Llego fortalecido porque hay buenas cuentas que entregar y la mejor es que hemos venido recuperando la confianza de los ciudadanos.

Una ciudad buena, que nunca debió quedar devastada en sus calles y servicios públicos, hoy, ha recuperado la confianza en sus gobernantes y en sí mismos.

Estamos generando oportunidad para nuestras comunidades, 15% de Corregidora es del área rural y yo, aquí, quiero destacar que el hecho de que sean del área rural no quiere decir que estén marginados o alejados del progreso.

Primero, logramos superar el destrozo de nuestras calles, el abandono total de la recolección de basura, las pésimas luminarias que teníamos funcionando. Y desde las cero horas del día primero de octubre (de 2012) nos pusimos a bachear y en octubre-noviembre iniciamos pavimentaciones. Trabajamos para que la ciudad funcione.

En el nombre de Antonio Zapata, Acción Nacional recuperó el poder. Es una gran responsabilidad para el presidente municipal.

Con todo respeto para mi partido, yo no estoy gobernando con colores. Estoy gobernando con un estilo humanista. Estoy poniendo a las personas en el eje central, en el punto fundamental donde deben estar.

¿Cuál es la gran responsabilidad de Antonio Zapata? Saber escuchar. Soy un presidente que escucha y atiende. Todos los lunes en la mañana atiendo las escuelas y sus alumnos, maestros, padres de familia. Soy un presidente que tiene audiencia pública los lunes en la tarde. Soy un presidente que tiene un Miércoles Ciudadano y por la tarde escucha a sus empleados. El jueves soy un presidente de visitas domiciliarias. Los viernes soy un presidente de audiencia pública.

Los fines de semana soy de recorridos, de andar con mi equipo y oficina móvil recorriendo calles y obra pública, platicando con los vecinos. Adicionalmente, soy de redes sociales. Escucho, leo y contesto en Twitter y Facebook.

No hay un presidente municipal, en la redonda o en el Bajío, ya no hablo del estado de Querétaro, que tenga esa actividad de contacto, escucha, atención, cercanía. Yo le llamo programa cuerpo-cuerpo.

Desde la administración anterior salía a vigilar la obra pública, las escuelas. Me da gusto. Ayer venían del municipio de Jilotepec, Morelos, para escuchar nuestro modelo de policía comunitaria. Si podemos hacer escuela, bienvenidos. Si soy el mayor y por eso me siguen, ¡qué bueno! Que de algo sirva que este sea mi segundo periodo como alcalde.

¿Qué le duele a esta ciudad?

Me parece que todavía es el mal estado de sus calles, que tenemos pocos parques y jardines, lugares de esparcimiento. En esta ciudad todavía no hemos generado el desarrollo económico al que estamos llamados.

Somos líderes en muchos conceptos, pero detuvimos la generación de empleos. En el trienio pasado fue una etapa perdida de gran y profundo dolor. De prácticamente nula generación de empleos.

Nos quedamos con nuestros dos viejos parques industriales. Si logramos modernizar el Balvanera, podremos duplicar su generación de empleo. Pero tendremos un parque moderno y funcional.

¿Qué le duele a esta ciudad? Que hemos dependido del crecimiento de El Marqués. Hay que recordar que el desarrollo de la zona metropolitana, fundamentalmente en vivienda, está en Corregidora. En lo industrial, el desarrollo está en El Marqués.

Somos una zona que nos complementamos y yo no le rehuyo al desarrollo. siempre y cuando sea ordenado y planeado. Sí, con grandes vialidades. Sí con la determinación precisa de las áreas de equipamiento ¿Dónde van a estar las escuelas, servicios públicos y mercados? Si definimos todo esto de manera previa, que siga el crecimiento inmobiliario, porque vamos a captar lo mejor.

¿Tu relación con el gobernador?

Bastante buena, muy institucional. Somos de partidos distintos, cada quien defiende su convicción. Yo respeto su actuar y es mi gobernador. Evidentemente yo no voté por él, somos de partidos distintos, no me convenció. pero hoy es mi gobernador y lo respeto, pero no sólo eso, apoyo que le vaya bien, porque le tiene que ir bien a los queretanos. Estoy trabajando porque le vaya extraordinariamente bien a Corregidora y por ende impulsemos que a Querétaro le vaya bien.