Se encuentra usted aquí

Disminuye tala por plaga

11/01/2016
01:59
-A +A

En 2015, en el estado disminuyó la tala legal e ilegal de árboles en los municipios serranos, esto debido a factores climáticos que provocaron que no se generará la plaga del gusano descortezador, informó la directora del Grupo Ecológico Sierra Gorda, Paty Ruíz Corzo.

Y es que dijo, es debido a la presencia de esta plaga en los árboles, sobre todo de la Sierra queretana, cuando se talan los árboles y con ello la obtención de madera de forma “abusiva”, ya que además de sacarse la madera infectada, se dispone de madera sana.

“Actualmente, y durante 2015, ha disminuido la tala, sobre todo ilegal, porque como ya se acabó la plaga del gusano, que es donde se saca madera de forma abusiva, cuando hay una justificación de que pasen los camiones llenos de madera, pero se da cuando hay plaga, y ahorita está de bajo perfil esta acción”, comentó.

Aunque, recordó que en años anteriores, esta práctica ilegal era recurrente, porque se disponía de la madera contaminada y también parte de la madera sana, situación que no se vigilaba, en el sentido de inspeccionar que solo saliera la madera adecuada para su destrucción.

“A las diferentes autoridades que vigilan esta situación les falta fuerza; la Procuraduria Federal de Proteccion al Ambiente (Profepa) no tiene suficiente personal, pero nos vamos a vincular con las fuerzas de seguridad municipal para tratar de armar esa presencia de autoridad y evitar que sea una acción que se siga dando”, acotó.

En este sentido, refirió que en 2013, por lo menos mil 500 hectáreas se enfermaron y se sacaron de la Sierra Gorda, mas todo lo sano que también se desplegó (cifra que dijo desconocer), una situación que se originó sobre todo en Pinal de Amoles.

“Pinal es el ayuntamiento que más le queda este recurso, de bosques, de árboles, los demás municipios ya agotaron; Landa de Matamoros, es una cosa espantosa en cómo ha perdido su recurso, porque aun cuando tiene bosques muy buenos, no son comerciales, porque las maderas no tienen valor, son encinales retorcidos, no se pueden trabajar”, aseguro.

Mientras que a Pinal de Amoles, dijo Paty Ruiz, todavía le queda pino, pues es donde más se da este problema de la plaga del gusano y por consecuencia la tala. Sin embargo, refirió, pese a este panorama a todos los municipios, les quedan tesoros en bosques. “A todos los municipios les quedan bosques, pero se ha ido perdiendo por el cambio de uso de suelo”.