Se encuentra usted aquí

Menor, a prisión preventiva

10/07/2015
02:32
-A +A

Antonio “N” fue remitido al tutelar para menores luego de que la encargada del Juzgado de Primera Instancia de Justicia para Adolescentes, Mariela Ponce Villa, fijó como medida cautelar la prisión preventiva; el menor de 17 años y 11 meses de edad causó la muerte de Evangelina Mier Barbosa, de 52 años, en un accidente de tránsito.

La justicia para menores opera bajo el modelo de juicios orales en Querétaro, desde hace más de cinco años, por lo que la primera audiencia permitió vincular al joven en los hechos; mismos, que de acuerdo con la juez, fueron consecuencia de acciones imprudentes.

En una primera audiencia, que duró más de tres horas, la jueza escuchó y analizó las pruebas presentadas por el Ministerio Público y los abogados de la familia de la víctima, así como la defensa del menor.

Al tomar la palabra, Antonio “N”, quien siempre mantuvo la mirada baja, reconoció su error, se dijo arrepentido y habló de su deseo de continuar estudiando; en tanto, la parte acusadora junto con el Ministerio Público, solicitaron a la juez dos medidas cautelares: el pago de una indemnización para la reparación del daño y prisión preventiva para evitar que el menor sea sustraído y evada el juicio programado para octubre.

Los delitos a los que se vincula son homicidio culposo y daños culposos, por lo que, a petición del Ministerio Público, se fijó una garantía de 410 mil pesos como pago para la reparación del daño, y queda pendiente determinar la cantidad que habrá de pagarse para la reparación del daño moral.

Una segunda medida cautelar solicitada por el MP y la defensa fue la detención preventiva, misma que fue concedida por Mariela Ponce; al terminar la audiencia, el joven fue trasladado al tutelar para menores en San José El Alto.

Los hechos

Tras acudir a una fiesta de graduación y después a otra reunión en Villas de Conín, Antonio —quien se encontraba en estado “inconveniente” por haber bebido alcohol— fue llevado a su casa, por su amigo Guillermo y la mamá de éste. Cuando llegaron, el hermano de Antonio —de nombre José— abrió la puerta y le entregaron las llaves del automóvil que manejaba el menor, sin embargo, Antonio se las quitó y se fue.

Posteriormente, entró en sentido contrario a Bernardo Quintana y en el kilómetro 8, sobre el carril en dirección norte-sur (y que él tomó de sur a norte) se encontró con la víctima, quien regresaba de su trabajo; el choque frontal le provocó golpes en el tórax quecausaron su fallecimiento.

El MP informó que en la prueba toxicológica aplicada al menor indica que se encontraron 143 miligramos de alcohol por decibel, “un grado muy alto de intoxicación que transforma la conducta”.