TSJ resalta apoyo en nuevo sistema penal

10/07/2014
02:16
-A +A

El esfuerzo administrativo y financiero que ha realizado el Poder Judicial en el estado para poder implementar este mismo año, el nuevo sistema penal acusatorio, será parte fundamental del segundo informe de actividades que realizará hoy la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), adelantó a EL UNIVERSAL Querétaro su titular; el magistrado Carlos Septién Olivares, quien durante la entrevista reconoció el apoyo de varios gobiernos municipales, para lograr este objetivo.

En particular mencionó a las administraciones de San Juan del Río, Amealco, Tolimán y Cadereyta, además de Jalpan, como los municipios que han tramitado de manera anticipada desincorporaciones de los predios, en donde se llevará a cabo la creación de nuevos juzgados.

En la actualidad el Poder Judicial en Querétaro, mantiene un total de 60 juzgados, distribuidos en los 18 municipios que conforman la entidad. En este sentido, Carlos Septién reconoció la voluntad de estas cinco administraciones municipales, que han decidido apoyar al TSJ, para la implementación del nuevo sistema de justicia oral —que entrará en vigor el 1 de enero del 2016— así como el mejoramiento integral de los espacios judiciales.

En ese contexto el presidente del Tribunal confió en que gracias a este “ejemplo”, los municipios que se ubican en la zona del semi-desierto, la zona serrana y la zona metropolitana, al igual seguirán con esta tónica, que sin duda ayudará al establecimiento de los nuevos lineamientos judiciales.

“Tuvimos que requerir de la solidaridad de los municipios para lograr este objetivo. El ordenamiento constitucional nos marca que la entrada en vigor de este ordenamiento es el 1 de enero de 2016. Pero confirmamos que en Querétaro desde el pasado 8 de junio, comenzamos ya con una primera etapa. No fue fácil, pero hemos puesto las bases de este importante cambio”.

Y es que el presupuesto asignado al Poder Judicial en la entidad durante 2014, fue de 610 millones de pesos, de los cuales 72 de ellos se destinaron, a la introducción del nuevo sistema oral de justicia en su primera y segunda etapa. Al respecto, Septién reconoció que los mil 200 empleados que colaboran para el Tribunal, han tenido que realizar además un esfuerzo adicional para alcanzar los objetivos.

Impartir justicia, desde el punto de vista de Carlos Septién, es una de las actividades más complejas en el entorno social. Al final siempre alguna de las partes en conflicto tiene que ganar y otra que perder. Es por ello que dirimir controversias y definir quién gana y quién pierde, se vuelve bastante complicado: “nosotros tenemos que ajustarnos a lo que nos delimita la ley y siempre desde un punto de vista humano”, acotó el magistrado.

El magistrado reconoció que una de las grandes necesidades que enfrenta el Poder Judicial en Querétaro, es lograr una verdadera cercanía con la población.