Óscar Hale Palacios: “Felicidad es lograr el equilibrio entre la familia y tu profesión”

Triatleta desde hace 9 años, señala que está orgulloso de sus raíces
Óscar Hale Palacios, Presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Querétaro (DEMIAN CHÁVEZ. EL UNIVERSAL)
09/02/2017
01:49
Lenin Robledo
-A +A

En entrevista para EL UNIVERSAL Querétaro, el actual presidente el Colegio de Ingenieros Civiles de Querétaro, Óscar Hale Palacios, compartió a bote pronto parte de su vida personal, fuera del ámbito laboral y profesional.

El triatlón, el cine, la música, la lectura y coleccionar pines son algunas de sus grandes aficiones, además de compartir tiempo con su familia y amigos.

Comparte que El Santo, El Enmascarado de Plata es uno de sus más grandes héroes de ficción y que sus padres lo son en la vida real.

Profundamente orgulloso de sus raíces y de su estado, confiesa que no se iría a vivir a ningún otro sitio que no fuera la ciudad de Querétaro.

Sin embargo acepta que sí le gusta viajar y conocer nuevos lugares de México y del mundo.

¿Dónde naciste?

Nací en la ciudad de Querétaro. En el hospital de Alcocer, el que está entre Vergara y Corregidora... sigue existiendo el hospital.

¿Cuántos hermanos tienes?

Tengo cuatro hermanos: dos hermanas y dos hermanos; yo soy el cuarto. Las mujeres son las de los extremos. Mi mamá es queretana, mi padre es de la ciudad de Guanajuato.

¿Cuál es el principal rasgo que define tu carácter?

Me acomodo muy bien a las circunstancias, procuro ser un poco más ecuánime en momentos críticos pero me controlo de inmediato. Pudiera ser que soy estricto, en el sentido de que quiero que se hagan las cosas bien a la primera. Esa parte, el poder incluso concientizar a los demás y el concientizar también a uno mismo, en hacer las cosas a la primera y aunque no salieran, el tener la tranquilidad de intentarlo por segunda vez. Yo creo que eso es lo que me pudiera caracterizar.

¿Qué cualidad aprecias en un hombre y en una mujer?

Definitivamente la honestidad y que sean personas equilibradas.

¿Qué es lo más aventurado que has hecho?

Me aventé en paracaídas por ahí del 2004, en la Ciudad de México; fui con un primo, nos aventamos en paracaídas y ha sido la parte más aventada y lo volvería a hacer. Esas experiencias te dejan el que hay que vivir la vida completamente; aunque sean espacios de dos minutos en caída libre sí te hacen vivir impresionantemente.

¿Qué esperas de tus amigos?

Espero apoyo, mucha comprensión y estar siempre conectados entre todos. Si alguno sabe que otro tiene algún problema, apoyar; y también espero consejos, que se atrevan a decirme lo que uno está haciendo bien o mal.

¿Cuál es tu principal defecto?

Soy explosivo en un instante muy corto; impulsivo. De inmediato me controlo pero sí esa explosividad en cuestión de segundos, eso pudiera ser. Mantengo un poquito estresada a mi gente porque no saben en qué momento va a llegar el ingeniero de mal o buen carácter.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo como ingeniero?

Todo lo relacionado con los precios unitarios, que es la parte en la que uno realiza los costos de obra en los catálogos de conceptos. Uno analiza lo que cuesta cada concepto; es lo que más me gusta de la ingeniería y, por supuesto, la parte de la construcción: el llevar lo que tú analizaste en precios, que se cumpla así tal cual en la construcción.

¿Cuál es tu pasatiempo favorito?

El triatlón, las tres disciplinas: la natación, el ciclismo y la carrera; dentro de las tres siempre uno tiene su favorita y es definitivamente el ciclismo. A partir de 2008 empecé, yo no sabía nadar y fue uno de mis mayores retos. Prácticamente a los seis meses de haber iniciado hice mi primer triatlón en aguas abiertas en Ixtapa.

Ya estamos sobre los nueve años que iniciamos en esa disciplina.

¿Qué te ha dejado practicar este pasatiempo?

Me ha dejado muchísimo. Ser una persona que aprecia más el bienestar, la salud, esa parte que te hace desahogarte de los problemas que vas acumulando en el día, el quitarte el estrés. Son espacios para ti, te vas a correr 30 o 200 kilómetros en bicicleta, realmente estás involucrado contigo, no te aburres en lo absoluto.

En promedio le dedico unas dos horas diarias a entrenar, los domingos unas cuatro, cinco horas.

¿Qué es la felicidad para ti?

Es lograr el equilibrio entre la familia y tu profesión. Siempre tu profesión tiene que ser algo que te guste. Si estás en una profesión que no te gusta nunca vas a llegar a eso, pero si en tu trabajo —aunque no necesariamente te tenga que ir bien económicamente— te desenvuelves bien y te gusta ir a trabajar y haces el equilibrio en la parte familiar, que tengas unida a tu familia, a tus hermanos, tus hijos, tu esposa y regresas a tu casa con alegría; ese equilibrio yo consideraría que es una felicidad plena.

¿Cuál es la mayor desgracia que ha sucedido en tu vida?

Han sido muchas, he perdido muchos familiares, pero a los 7 años perdí un primo mío; que era como un amigo mío muy cercano. Vivíamos muy cerca y a los 7 años él fallece en un accidente, yo también tenía 7. Eso me dejó muy marcado.

Si no fueras ingeniero, ¿qué te hubiera gustado ser?

Tenía tres opciones, la segunda era arquitectura y la tercera no se liga nada, pero era medicina. Estaba yo para las tres, me gustaba mucho la medicina; me iba incluso a la facultad a estudiar cuando yo estaba todavía en la preparatoria. Mi familia es mucho de médicos, tan sólo en mi casa hay tres médicos y una nutrióloga, entonces están todos muy relacionados con la medicina. Soy el único ingeniero, a pesar de los 64 primos-hermanos, sólo somos dos ingenieros civiles, la mayoría está entre abogados y médicos.

 

¿En qué país te gustaría vivir?

Definitivamente en ninguno más que en México, no me cambiaría, no me iría a vivir ni a otro estado, en absoluto; adoro Querétaro, incluso ni lo he pensado. De vacaciones sí, por supuesto, el que más me gusta mucho para vacacionar es España: Madrid y Barcelona. Si te dijera París ya estaría muy choteado, jajaja…

¿Cuál es tu color favorito?

Gris, especialmente en la ropa, es lo que más me pongo.

¿Cuál es tu animal favorito?

Los perros, me encanta el sentido de que se acoplan a ti y no les importa si vienes contento o enojado, siempre los tienes a tu lado. Acabo de perder a un perro que tenía nueve años conmigo, conviví mucho con él de cachorrito, lo entrené durante casi un año y medio para una competencia de pastores alemanes, y ahí nos hicimos amigos.

¿Te gusta la música?

Sí, soy muy variado; me gusta prácticamente todo, a lo mejor el reguetón lo puedo dejar a un lado, pero desde música ranchera, de banda, clásica, rock pesado, me gusta mucho Metallica; mis grupos favoritos son U2 o Coldplay. Me gusta mucho: Imagine de John Lennon o Fix you de Coldplay.

¿Te gusta el cine?

Sí, muchísimo. Mi esposa y yo acostumbramos ir todos los miércoles al cine, indudablemente, no le fallamos; vamos más por las palomitas que a ver la película; la película es mero pretexto, vamos en una hora que nos acomode, que generalmente es en la noche, ya cuando los niños están dormidos.

¿Alguna película que te haya marcado?

Una que me gustó mucho de niño fue Carrera de locos, de esas que uno la repite y la repite… Ya de grande, hay una que se llama El nombre de la rosa.

¿Te gusta leer?

Sí, me gusta llegar a las librerías Gandhi y leer los libros del mes. Le tiro más a la ciencia ficción. Hay un libro que me gusta que se llama Nacidos para correr, está relacionado con mi hobby, aunque mi favorito es Pilares de la Tierra de Ken Follett, está muy relacionado con mi profesión.

¿Tienes algún héroe o heroína?

El Santo, definitivamente. De nuestros pocos héroes que tenemos en México. Tengo un hermano al que también le encanta, veíamos muchas películas de niños de El Santo y Blue Demon. A la fecha, si se me atraviesa una película del Santo y Blue Demon la veo.

¿Tienes algún lugar que consideres como tu favorito?

Aunque estuve poco tiempo, me encantó Praga. Su zona céntrica, la edificación que tienen en el patio central, el ambiente. Desde que uno llega huele diferente a lo demás de Europa.

Defínete en tres palabras.

Muy abierto. Honesto. Familiar.

¿Alguna enseñanza o consejo que recuerdes que te haya marcado de tu padre o de tu madre?

Mi papá es muy trabajador, eso me ha dejado mucho: dedicarse 100% al trabajo; el dejar un buen nombre laboralmente; que siempre trabaje con honestidad dando el 100%, aceptando todos tus compromisos, todas tus obligaciones. Eso me ha dejado mucho mi padre.

¿A qué persona admiras?

Quisiera hacer un reconocimiento especial a mi madre; ella tuvo una vida muy pesada desde niña, ayudó mucho a sus hermanos y eso fue lo que nos contagió, entonces hasta la fecha ella le sigue batallando, ella tiene sus propios negocios, le dedica día a día a su familia, a sus hermanos. También me ha dejado mucho ejemplo, es mi confidente. Con ella me desahogo. Con ella todos los miércoles nos la pasamos platicando, por eso quisiera hacer un reconocimiento especial a mi madre.

¿Qué hábito no soportas de la gente?

Que lleguen tarde. Yo mismo me fastidió cuando llego tarde. Llegar tarde me estresa mucho. Procuro ser lo más puntual posible.

¿Qué otra cosa te podría molestar?

La falta de compromiso, que no hagan su trabajo, que sepan cuál es su actividad y no la hagan.

¿Admiras a algún personaje?

Mahatma Gandhi, por la cercanía que tuvo con su pueblo y lo que llegó a lograr con actividades tan sencillas sin ser una persona agresiva, que se manejó muy ecuánime en su forma de ser, muy centrado en sus ideas y que mantenía la paz incluso con sus mismos enemigos.

Si pudieras tener un don de la naturaleza, ¿cuál sería?

El de Tláloc, la lluvia; no sé si viene siendo la problemática en el mundo, pero en unos lados hace falta agua y no llueve y en otros que llueve demasiado; entonces si pudiera mandar a donde realmente hace falta, ese sería.

¿Tienes algún miedo?

El fracaso, es mi temor más grande.

¿Le tienes miedo a la muerte?

No. Yo la tomo como si fuera parte de la vida y uno siempre debe estar preparado para eso, aunque perder a seres queridos sí, en esa parte sí le tengo miedo.

¿Te gusta coleccionar cosas?

Colecciono pines representativos de lo que sea. Tengo alrededor de 100, de instituciones y de lugares que visito. El primer pin es una guitarra de Metallica, ahí empecé la colección y el último pin es el del Colegio de Ingenieros.

¿Tienes aspiraciones políticas?

Me gustaría más bien estar siempre del lado empresarial, con la gente que trabajamos día a día por México, que procuramos dar empleos. Yo respeto mucho a los políticos, es una labor en la que casi siempre salen mal. Aunque hagan bien las cosas, al final van a salir criticados, yo los admiro mucho porque arriesgan mucho en su persona, pero yo sí me iría un poquito más por el lado empresarial.

Si pudieras construir algo mágicamente en Querétaro, ¿qué te gustaría construir?

Me gustaría hacer un metro que conectara la ciudad subterráneamente.

Comentarios