Prevén que no impacte alza

Portada 09/01/2016 03:25 Actualizada 03:30

El ciudadano de a pie no es el que tendrá las mayores repercusiones con el incremento en el precio del dólar, afirmó el catedrático de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), César Augusto Lachira Sáenz, pues aseguró que los más afectados son los grandes empresarios que adquieren deuda en esa moneda.

Puso el caso de la empresa constructora ICA, la cual está prácticamente en la bancarrota, pues además de tener deudas en dólares, sus acciones en las bolsas de valores han tenido importantes pérdidas en los últimos días.

El especialista comentó que en el caso de Querétaro se verán beneficiadas las empresas que exportan sus productos terminados y que compran insumos nacionales para su producción, en tanto que aquellas que importan materiales para transformarlos y posteriormente venderlos en el mercado interno serán los que presentarán problemas.

Sin embargo, podría ser el consumidor final quien pague este aumento, pues los precios en algún momento dejarán de ser sostenibles para los industriales.

En este punto, coincidió el presidente del Colegio de Economistas, Arturo Muñoz, quien destacó que la presión es para los empresarios de saber hasta qué momento podrán soportar el incremento en la divisa estadounidense.

Al respecto, Muñoz señaló que en el estado queretano se observa una planta productiva del sector automotriz muy fortalecida, que repercute en otras áreas laborales.

Además, recordó que las ventas de este sector están incrementándose, lo que beneficia a la entidad en la producción de autopartes.

Mercado interno. Si bien es cierto que a pesar de tener más de seis meses que el precio del dólar americano se ha incrementado, esto no ha repercutido en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), pues en días pasados el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que la inflación se colocó en apenas 2.13%, cifra histórica para nuestro país.

En tanto que los dos especialistas comentaron que esta situación puede que no se sostenga por mucho tiempo y sí se presente un ligero aumento en los precios, lo que provocará que la inflación comience a crecer.

En este momento, de acuerdo a Lachira Sáenz, los alimentos importados son los que podrían tener una variación en su precio.

Sin embargo, habrá que esperar a que el mercado interno perciba los embates de la divisa.

Pues aunque la baja inflación se debe, en cierta medida, a la disminución en los precios de la electricidad y la gasolina, también es cierto que el gas aumentó su precio y es este último el que tiene mayor incidencia en la población general, incluso aquella que no tiene acceso a un automóvil, destacaron ambos expertos.

Recomendaciones. Por otra parte, el presidente del Colegio de Economistas recomendó a la población en general ser conscientes en sus compras, adquirir productos o prestación de servicios que realmente necesitan, además de hacer el ejercicio de comparar precios antes de adquirir las mercancías.