Actriz: “Todavía hay un tabú por ser actriz porno”

Eva Davai considera que en México aún existen prejuicios y poca apertura hacia el oficio
Los lectores de EL UNIVERSAL Querétaro tendrán la oportunidad de convivir hoy con la actriz ucraniana.
08/10/2016
01:52
Gonzalo A. Flores
-A +A

Eva Davai confiesa que le encanta el sexo. Una posición que asume con naturalidad, con una sonrisa en el rostro de oreja a oreja, pues vive plena, disfruta y, además, gana lo suficiente para vivir bien. Su cuerpo es su mejor herramienta de trabajo. Cuerpazo, por cierto.

Ella se sienta y cruza la pierna en una de las sillas de la sala de juntas de esta casa editorial, donde se realiza el candente encuentro con una de las actrices porno de la empresa SexMex, de Guadalajara, que lleva 11 años produciendo cine para adultos y que ha impactado fuerte en mercados de Estados Unidos y Europa, además del propio país.

Esto, después de atraer las miradas de propios y extraños durante su arribo a las instalaciones del periódico, donde ya se había corrido la voz de la visita de una pornstar y se había generado la expectativa de cómo sería en persona.

Pero, ella es una chica normal, con una “chamba” a la que actualmente recurren muchas mujeres, unas por el deseo de sentirse observadas, siempre por dinero y, por supuesto, por placer. Hay que darle gusto al cuerpo y si con ello hay una ganancia monetaria, qué mejor.

Aunque en su perspectiva, considera que en México todavía no hay una apertura hacia este oficio, como en Estados Unidos y Europa, donde el sector femenino dedicado a esto es amplio. En México, dice, todavía hay prejuicios alrededor de una actriz porno.

Eva porta un vestido blanco, que le llega antes de la rodilla. Es una mujer que transpira sensualidad. Un gran escote resalta sus atributos. Un cuerpo escultural, con medidas 95-60-91 centímetros, que se ha convertido en la fantasía de muchos consumidores de porno.

En la pasada edición de la polémica Expo Sexo de la Ciudad de México, durante el último día, cuando se entregan los premios Méxxxico, que reconoce lo mejor del porno nacional, Eva ganó la categoría de mejores piernas. De hecho, en marzo de 2017 repetirá la experiencia en la fiesta erótica más grande de la capital del país.

Sus redes sociales no mienten. Eva contabiliza en su página personal de Facebook cuatro mil 980 amigos. Su mayor herramienta es su página como figura pública, también de Facebook, aunque ahí los contenidos son más reservado. Además de Twitter, donde provoca mayor impacto con sus videos totalmente explícitos, sin censura. Eso sí, son sólo una probadita de lo que se ofrece en el sitio sexmex.xxx, pues la duración va entre 15 y 20 segundos.

En Facebook se describe como: “Disponible para modelo fotografía de desnudo y erótica. Actriz Porno. Shows eróticos para Men's Club”. En su Twitter, @Eva_HW_D, aparece como: “18+ Porn actress at http://sexmex.xxx. Contracts: [email protected] Instagram: @Eva_davai Facebook: http://facebook.com/evadavai”.

Lleva un año de vivir en el estado. Es originaria de Ucrania, pero se comunica combinando el inglés y el español, que poco a poco entiende y expresa más y mejor.

 

Dulces 16

Fue a los 16 años cuando vio por primera vez una película tres equis. Contó, con una sonrisa y mirada traviesa, que estaba “en casa de los papás de unas amigas. Tenía 16 años y junto a mis amigas encontramos un cassette de videos de adultos, esperamos un momento y, cuando la familia no estuvo en casa, tomamos unos alcoholes y disfrutamos”.

No pierde la sonrisa, que algunas veces se parece a las que lanza a sus compañeros en los videos que circulan en la red.

“No tengo miedo de la cámara, mis amigos saben que soy actriz porno y me gusta esto. Hay otras personas que se sorprenden y es algo malo para ellos, pero en la casa con esposos calientes ya es otra cosa”, refirió.

Creo que con Internet tú puedes encontrar de todo: tabledance, porno, ubicación de prostitutas, ya todos lo tienen a la mano. Las personas de frente se espantan, pero todos a escondidas lo ven”, remató.

Recordó, además, que luego de pasar un tiempo trabajado en table dances de Sudáfrica, llegó a la Ciudad de México ,donde conoció a uno de los productores de la empresa SexMex. “Me hicieron la propuesta y ¿por qué no tomarla?, acepté”, dijo.

“Vivo sola, trabajo sola, no tengo problemas con mi familia, yo tomé está decisión porque para mí es interesante y cuando tú tienes una mente abierta para el sexo es algo diferente. Algo que te pone un poco nervioso, me gusta sentir eso, es interesante”, compartió con el equipo de EL UNIVERSAL Querétaro.

 

Todos, en el fondo quieren ser observados

Para Eva Davai, el que Internet esté lleno de contenido sexual. Fuera de la industria profesional, ha incrementado el número de personas que suben sus grabaciones caseras, de webcams o amateurs a la red, situación que refleja la necesidad de sentirse observados.

“Yo creo que sí [se ha vuelto una necesidad], la gente puede sentirse nerviosa por ser amateur, es exacto como en la vida, dentro de una película porno todo es perfecto, cambias de posición, sonrisa, mira de esta forma, el movimiento, en el amateur es la vida real debajo de las cobijas”, señaló.

“Las personas sienten la necesidad de ser observados, porque en México no se habla mucho del sexo, es un tema muy cerrado, pero en la casa, con el esposo cómo un sueño de muchas gentes y, de menos, es una buena forma de enseñar y aprender cosas del sexo gracias a Internet y si la gente tiene placer con esto, ¿por qué no hacerlo?”, agregó la actriz porno de la empresa SexMex.

 

De salida

Eva confesó que no ha sufrido acoso dentro de la industria porno. En redes sociales se maneja ecuánime y si alguien la acosa o la molesta simplemente no le hace caso. Hay miles seguidores más a quienes apapacharle la pupila. La mayor parte del tiempo, dijo, se la pasa en el gimnasio. Procura su cuerpo y sabe cuidarse para estar perfecta cuando llegue el llamado al set de grabación.

De un día de grabación, reveló, Eva gana entre 15 y 20 mil pesos, del que pueden hacerse hasta tres clips diferentes por sesión. En una entrevista anterior para EL UNIVERSAL, el director de SexMex, Fernando Deira, también reveló que a un hombre sólo se le paga la cantidad de mil o mil 500 pesos. “Para ellos es simbólico […] a veces pienso que ellos me deberían de pagar a mí”, dijo en aquella ocasión para un reportaje de la edición nacional.

La industria del porno en México, en perspectiva de Eva, aún no es un buen negocio como en otras partes del mundo, ya que los tabúes son un problema en la sociedad mexicana, más el factor de la piratería en los mercados y páginas web no oficiales.

Agregó que, para que el sector pueda ser rentable en el país, cree necesario que haya mejores actores “con machete grande” y mujeres que sean más abiertas.

Eva (a quien le gustan los hombres machos, atractivos, inteligentes, caballerosos y no tan altos), vive contenta en Querétaro, desde donde se traslada a los eventos donde es contratada.

El día de hoy, los lectores de EL UNIVERSAL Querétaro tendrán la oportunidad de conocer en persona a la escultural actriz porno, que sabe conquistar miradas y arrancar suspiros mediante sus videos y redes sociales. El único requisito es llegar con el ejemplar del día entre las 11:00 y las 13:00 horas a las oficinas de nuestra casa editorial (Ejército Republicano 119-1 en la colonia Carretas), para convivir con una mujer candente y sin prejuicios.

Destacadas

Páginas

Comentarios