Sequía pone en alerta al campo del estado

Portada 07/03/2013 00:03 Actualizada 07:27

La escasez de agua en las presas del estado de Querétaro pone en alerta a los campos de la entidad, ya que 30% de abastecimiento en las mismas no es suficiente para realizar el riego de punteo, así lo dio a conocer el presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Alejandro Bocanegra Montes.

Aseguró que hay preocupación por esta situación; además que las heladas —del domingo 3 y lunes 4 de marzo— afectaron alrededor de 30% de cultivos de cebada.

Informó que las afectaciones en el campo también abarcan a la Sierra Gorda de Querétaro por lo que dijo “ya hay una alerta en la Sierra”.

Bocanegra Montes reconoció que “hay preocupación, las presas están a 30% de su capacidad, es de alertarnos porque no vamos a tener para el riego de punteo”.

Asimismo explicó que el riego de punteo consiste en la preparación de la tierra, se realiza el bacheo (haza arada para sembrar después) y posteriormente se hace un primer riego donde se contempla que pueda durar alrededor de 30 ó 40 días hasta que comience la época de lluvia.

Aunque se analizan medidas preventivas, el líder campesino expresó que “estamos esperanzados a que pudieran caer algunas lluvias tempranas y por otro lado hablamos con la autoridad para ver qué es lo que se va a implementar”.

Para prevenir la carencia de agua, el sector campesino ha mantenido diálogos con representantes de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedea) con quienes trabajan en acordar programas que se implementarán “ante esta problemática que se avecina”. Maíz y frijol son los cultivos que podrían verse afectados mayoritariamente; al respecto dijo que 30% del sembradío que hay en el estado necesita de riego.

En tanto, las heladas del domingo y el martes —la más fuerte fue el domingo por la mañana— siniestraron 30% de cebada, explicó que “la producción siniestrada tiene un seguro que adquieren los productores para prevenir este tipo de fenómenos”.

La escasez de agua también genera un problema para la Sierra Gorda de Querétaro, donde actualmente ya hay una alerta, aseguró Alejandro Bocanegra. Dijo que “las presas están bajando y ya hay una alerta en la zona de la Sierra”.

Agregó que por lo mismo, el secretario de Desarrollo Agropecuario, Manuel Valdés Rodríguez, acudirá a la sierra para prever e implementar una estrategia con base en “qué es lo que se va a hacer con esta situación que está pasado en la sierra; los bordos y las presas están entre 20% y 30% y estamos en marzo y por supuesto que esto pone en alerta para prever la sequía”.

En la sierra, dijo, es necesario planear cómo llevar el agua de la presa del río Chuveje a través de pipas, acciones que a su decir “se han implementado año con año en esa zona”.

Finalmente externó que “los campesinos queremos que volteen a este sector donde hay una deuda histórica”. Además se estarán realizando los trabajos necesarios para atenuar los siniestros venideros; ya que “en el campo dependemos del tiempo, tanto nos afecta mucha agua como nos afecta la sequía, como una helada o una granizada”. Informó que de los 75 mil productores que hay en el estado, 30% se ha visto afectado.