Gobierno impulsa reciclar materiales

Portada 06/07/2014 00:03 Actualizada 03:30

Se estima que en el estado se podrían reciclar hasta 3 mil 200 toneladas de residuos mensualmente, de acuerdo con información de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu), lo cual representa beneficios económicos para las empresas, además de las ventajas ambientales que ofrecen a la población.

Como parte de la política de un estado sustentable, el gobierno trabaja de cerca con las industrias instaladas en la localidad para impulsarlas a buscar la manera de hacer más eficientes sus producciones y al mismo tiempo más amigables con el medio ambiente.

Se tienen detectadas en Querétaro compañías que reciclan materiales como: vidrio de envases y plano, que corre a cargo de las empresas Vitro y Guardian; papel y cartón, Kimberly Clark y Cartones Ponderosa; PET y polietileno, Alen del Norte; cartón laminado, Grupo industrial Transforma y aluminio, la compañía Rexam.

Entre los beneficios del reciclaje se encuentra, en el caso del papel, que por cada tonelada de este material reciclado se evita la tala de 13 árboles, se ahorran aproximadamente 50 mil litros de agua y tres barriles de petróleo durante el proceso.

Con la energía que se ahorra al reciclar una botella de vidrio, se podría mantener encendida una bombilla de 100 W durante 4 horas.

Uno de los materiales que se creía difícil de procesar, pero algunas empresas ya lo están haciendo es el unicel, un producto que sin proceso puede tardar hasta 900 años en degradarse, por lo que la empresa Dart inició, desde hace cuatro años, una campaña de educación y recolección de este material.

Ubicada en el Estado de México, esta industria estuvo presente en el Encuentro Recicla 2014, llevado a cabo en junio pasado, su visita tenía como finalidad la formación de un centro de recolección regional, debido a que el costo de logística para el traslado de unicel es alto.

El gerente corporativo de programas de reciclaje de Dart, Gerardo Pedra Rocha, declaró para EL UNIVERSAL, que 5% de unicel es poliestireno y 95% aire, para la obtención de un bloque de 20 kilos del polímero se necesitan alrededor 7 mil 500 vasos de unicel.

Actualmente el proceso por kilo de poliestireno tiene un precio de hasta 70 pesos, mientas que al venderlo sólo alcanza los tres pesos por kilo, dijo Pedra Rocha.

Comentó que este material se puede procesar hasta cinco veces, sin embargo, después del primer proceso ya no puede ser usado para alimentos.

Centros de recolección

Desde hace 22 años, en la zona serrana de la entidad comenzó un programa de acopio de materiales reciclables, que se venden a empresas procesadoras, con lo cual los habitantes de aquellas comunidades obtienen un ingreso extra.

De acuerdo con la directora del Grupo Ecológico Sierra Gorda, Martha Isabel Ruiz Corzo, anualmente se recolectan hasta 900 toneladas de plástico clasificado, además de vidrio y cartón.

Mencionó que este trabajo lo realizan en 113 centros de acopio instalados en casas y es administrado por un comité comunitario.

La Sedesu tiene registradas empresas que se dedican a la compra-venta de artículos reutilizados o reciclados; por ejemplo, los electrónicos son manejados por las industrias Remsa y WessCorporate.