Se encuentra usted aquí

Continúa peritaje por explosión

06/06/2014
02:21
-A +A

De fincarse responsabilidades a la empresa Recoquim, por la explosión de productos químicos al interior de sus instalaciones, registrada el 2 de junio, las sanciones económicas que podrían enfrentar fluctúan desde 250 hasta 5 mil días de salario mínimo por cada una de las personas lesionadas, y hasta 13 años de sueldo por concepto de indemnización en caso de fallecimiento de alguno de ellos.

Así lo dio a conocer el delegado federal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Gerardo Vázquez Mellado Zolezzi, quien afirmó que aún se encuentra en proceso el dictamen final de Protección Civil donde serán especificados los motivos y responsabilidades en relación a este accidente de trabajo.

“Desde 250 salarios mínimos hasta 5 mil por persona, por incidente, por no respetar la norma ocho y la 12 y por cada herido, estamos hablando prácticamente del millón y medio de pesos en multa”, mencionó el funcionario federal.

Puntualizó que los reglamentos en manejo de químicos marcan controles estrictos en almacenaje, etiquetación y clasificación adecuada, se presume que un error humano en el manejo de estas sustancias ocasionó la explosión de la planta, sin embargo, las sanciones por no respetar los protocolos de seguridad serán aplicadas.

“Hay dos normas que hablan del almacenamiento de las sustancias químicas y otra de la etiquetación, trabajar con químicos es trabajar con explosivos, fue un error humano, error por no respetar los protocolos”, consideró.

La dependencia a su cargo, afirmó, que a diario, se visita el centro médico donde se encuentran internados los cinco lesionados a fin de mantener un puntual seguimiento del caso y salvaguardar los derechos laborales de los trabajadores.

Dos de los lesionados se encuentran en calidad de graves en terapia intensiva, con quemaduras en un 50% y 60% del cuerpo, hasta la información que se obtuvo de la última visita se sabe que ambos están evolucionando bien.

De manera simultánea se verifica que los lesionados cuenten con todos los derechos en seguridad social, que la empresa debió proporcionarles en tiempo y forma al momento de contratarlos.

Aseguró que las instalaciones de la empresa quedaron en cenizas por lo que el centro de trabajo dejó de operar temporalmente, en ese sentido los trabajadores que no resultaron lesionados por la explosión tienen derecho a conservar su fuente de empleo, inclusive la empresa está obligada a pagar puntualmente los salarios de su plantilla laboral aún cuando se trate de salarios no devengados, toda vez que no es una situación que pueda atribuirse culpabilidad de los trabajadores en general.

“La delegación de la STPS verificará que se salvaguarden los derechos de los trabajadores, que sigan cobrando, porque ellos no tienen la culpa de que la empresa esté cerrada, en segundo lugar verificar que sean indemnizados, si procede y, en tercer lugar, si el dueño de la empresa se declara en suspensión de pagos o en quiebra tendremos que ir a otros bienes para poder cobrar esta falta al protocolo”, informó.

Al referirse a las empresas que se encuentran instaladas dentro del parque industrial donde se registró el incidente y aledañas a la empresa Recoquim, Vázquez Mellado Zolezzi comentó que todas se encuentran operando de manera normal y conforme a sus horarios laborales establecidos.

No obstante indicó que a partir del momento del incidente —2 de junio— y hasta el martes la zona se mantuvo evacuada para evitar daños colaterales.