Escalan bloqueos y marchas por gasolinazo

150 transportistas tomaron las casetas a CDMX y a Celaya; dicen que trasladarán protestas a oficinas de la SHCP estatal
FOTO: Ricardo Lugo
04/01/2017
02:28
LENIN ROBLEDO Y PAULINA ROSALES
-A +A

Dos de las casetas más importantes del estado de Querétaro fueron tomadas el día de ayer por cerca de 150 transportistas que se manifestaron en contra del aumento al precio de la gasolina y el diesel; la caseta número 5 de Palmillas en la carretera federal 57, México–Querétaro y la caseta de cobro número 6 de la carretera federal 45-D, Querétaro–Celaya.

Durante la mañana comenzaron a estacionarse unidades de transporte pesado cerca de la caseta de Palmillas, en el municipio de San Juan del Río, con la intención de iniciar sus protestas en este punto de la carretera 57.

Con pancartas en mano y colocadas en sus unidades, los operadores comenzaron a lanzar consignas en contra del gobierno federal por el incremento que anunció la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a los combustibles el pasado 27 de diciembre y que se aplicaron a partir del primer minuto del 2017.

Cerca del mediodía, los manifestantes decidieron bloquear el paso de la caseta en sentido a la Ciudad de México, algo que provocó más de 6 kilómetros de retención vial. Aproximadamente a la 1 de la tarde, acordaron levantar las plumas, en ambos sentidos, con la intención de que los usuarios de esta carretera no pagaran el peaje respectivo

A la protestas se sumaron habitantes de comunidades aledañas a esta caseta, tanto de Querétaro como del Estado de México.

Gritos como: ¡Fuera Peña!, ¡No al gasolinazo!, ¡México unido, jamás será vencido!, ¡Es hora de despertar!, ¡Que se bajen el sueldo los funcionarios!, ¡Queremos aumento para los trabajadores! entre otros, se escucharon en todo momento, mientras los automovilistas y conductores de unidades de pasajeros y carga pesada mostraban su apoyo gritando, levantando el puño o tocando el claxón de sus vehículos.

A pesar del tráfico generado por los bloqueos, los automovilistas no mostraban descontento; todo lo contrario, aseguraban apoyar estas manifestaciones ya que “eso nos afecta a todos los mexicanos”, indicó Jorge Suárez, unos de los automovilistas varados.

Los bloqueos fueron intermitentes, ya que permitieron el paso para “desahogar el tráfico.

La vigilancia del lugar estuvo a cargo de algunos elementos de la Policía Federal y Estatal. Cabe destacar que no hubo conatos de bronca o actos violentos en las protestas, por ello, los policías se mantenían observando las acciones que realizaban los inconformes.

Tal como lo informó EL UNIVERSAL Querétaro, el pasado lunes alrededor de 90 operadores de transporte de carga pesada ya habían advertido que llevarían sus protestas a la carretera 57. A las cinco de la tarde aproximadamente una unidad con gendarmes llegó a la autopista, para realizar labores de vigilancia, sin intervenir en la movilización que transportistas realizaron en repudio por el incremento de los precios de combustibles.

La Comisión Nacional de Seguridad informó que la Policía Federal reforzó desde este martes su presencia en distintos puntos del país para atender a la ciudadanía que se ve afectada por las interrupciones de circulación.

Los inconformes adelantaron que ahora sus protestas las realizarán en oficinas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de Querétaro.

Comentarios