Se encuentra usted aquí

Incendio deja cinco lesionados

03/06/2014
12:08
-A +A

Cinco trabajadores lesionados, uno de ellos de gravedad, fue el saldo de un incendio al interior de la empresa Recoquim. Aún se desconoce el motivo por el cual comenzó el siniestro, el cual desencadenó una serie de explosiones.

La alerta se activó alrededor de las nueve de la mañana, cuando las autoridades fueron advertidas sobre el incendio al interior de la empresa ubicada en el municipio de El Marqués, en el parque industrial Bernardo Quintana, la cual se dedica a la recolección de residuos industriales como aceites, solventes y demás líquidos tóxicos e inflamables.

Luego de que se dio el reporte, elementos de la Policía Municipal de El Marqués fueron los primeros en llegar al lugar, se encargaron de acordonar la zona y de apoyar junto con paramédicos a los cinco lesionados, todos ellos, empleados de la empresa responsable. Después de estabilizarlos en el sitio, tres de ellos fueron enviados de urgencia a un centro médico en la capital del estado. Uno de ellos fue reportado como delicado, debido a las quemaduras de primer grado que sufrió en gran parte de su cuerpo.

De igual forma, los encargados de una guardería del Instituto Mexicano del Seguro Social y de fábricas aledañas implementaron sus protocolos de seguridad, por lo que uno a uno, los bebés y los empleados de varias empresas en el radio cercano a la zona de riesgo fueron evacuados.

Asimismo, poco a poco bomberos de El Marqués y de Querétaro fueron arribando al lugar y de manera coordinada con Protección Civil se montó una operación de enfriamiento del lugar, pues derivado de los químicos que se consumían era imposible entrar a la zona del incendio, por lo que se determinó que se tendrían que mantener los chorros de agua a fin de evitar un mayor siniestro.

Durante estos trabajos, se contabilizaron al menos siete explosiones de las cuales dos alcanzaron una altura cercana a los 40 metros y emitían una gran nube de humo. De igual forma, derivado del siniestro dentro de esta empresa, se derramó producto químico, por lo que fue necesario colocar una barrera con costales de arena con la finalidad de retener el escurrimiento y así canalizar este líquido hacía el sistema de drenaje y alcantarillado.

Fue así que tanto bomberos, paramédicos, policías municipales, estatales y federales trabajaron de manera conjunta con efectivos del Ejército mexicano que implementaron el plan DN-III para poder controlar el incendio que se prolongó por cerca de tres horas.

Asimismo, en el lugar se dieron cita los encargados de las unidades municipales y estatales de Protección Civil para supervisar los trabajos en la zona y apoyar con los protocolos durante el siniestro.