Color y vida. Transformar pasta francesa en artesanías

Desde hace dos años, Mercedes y su socia Estela crean figuras que encantan a grandes y chicos por los detalles de sus productos
“Tiquis” no es un hobby ni un trabajo de medio tiempo, ambas emprendedoras dedican al menos ocho horas diarias a la creación de nuevos productos.
GUILLERMO GONZÁLEZ. EL UNIVERSAL
03/05/2018
02:30
Alma Gómez
-A +A

La pasta francesa nunca tuvo tanta vida. En la empresa queretana ‘Tiquis’ este material se transforma en tazas increíbles con rostros grabados en ellas, y lo mejor, son grabados tridimensionales. Desde hace dos años, Mercedes Fernández Amador y su socia Estela Acevedo, incursionaron en el mundo del emprendimiento y juntas crean figuras que encantan a grandes y chicos.

Ambas emprendedoras fabrican y decoran a mano cajas para relojes, alhajeros, y otras manualidades. Sin embargo, lo que más llama la atención son las tazas llenas de color y vida hechas por Mercedes y Estela.

Algunas muestran decorados tridimensionales con un rostro de mujer maquillado como catrina en Día de Muertos, otras muestran el rostro de la pintora Frida Kahlo con flores rojas y el cabello trenzado.

Piezas únicas

Cada una de estas piezas representa un trabajo de tres semanas, es decir, Mercedes trabaja más de 20 días en manejar la pasta, poner varias capas, una después de otra para conseguir el efecto resaltado de los rostros, además de la pintura que se coloca completamente a mano, lo que garantiza que cada taza es única.

“Nosotros nos involucramos en todo el proceso, desde hacer lo que es la pasta, después se le da color, se forra la taza con pasta, después se van haciendo los decorados a dimensión, ponemos dos o tres capas para poder darle volumen a los ojos o a las bocas. Ya que está hecho eso comenzamos a pintar con pincel la cara, todo pintado a mano, también las flores que usamos las hacemos a mano, y al final pintamos el resto de la taza y colocamos algún recubrimiento para darle textura y resistencia a la pieza.

“La idea de hacer tazas tridimensionales fue algo que salió poco a poco, lo que queríamos era personalizar algo para tomar el café, que es algo que casi a todos nos gusta, crear algo único y que la gente pudiera regalar una taza especial. Estamos trabajando en esta empresa desde hace dos años, surgió porque a las dos nos ha gustado siempre el decorado, aunque somos muy diferentes nos complementamos bien y cada una propone distintas ideas”.

Además de fabricar cajas y alhajeros, Mercedes hizo de las tazas a base de pasta francesa, su especialidad, luego de que uno de los clientes le pidió fabricar una colección de personajes de horror, así que la artesana puso manos a la obra y creó tazas con decorados de Freddy Krueger, el Fantasma de la Ópera, el Monstruo del Lago Ness y demás personajes que saltaron a la fama a través de la pantalla grande.

Ahora la creación de tazas tridimensionales es un producto que el cliente puede personalizar a su gusto, elegir cualquier personaje, color o decorado y Mercedes creará la taza perfecta para consentirse.

Diseños únicos

“Es muy común que los clientes nos pidan un diseño en específico de las tazas, es un 50% y 50%. Por ejemplo a los turistas extranjeros les llama mucho la atención los diseños de Frida y catrina, y los nacionales buscan que haga algún diseño en específico. Es muy especial porque ellos pueden elegir hasta los colores, que tenga los tonos que le gustan a la persona a la que van a regalar esa taza. Son piezas únicas, aunque sean diseños parecidos ninguna es igual a otra”.

Mercedes y Estela crearon sus talleres de artesanía en sus propias casas. Fabricar productos para su empresa “Tiquis” no es un hobby ni un trabajo de medio tiempo, ambas emprendedoras dedican al menos ocho horas diarias a la creación de nuevos productos.

A pesar de eso, Mercedes considera que el principal obstáculo que han atravesado como emprendedoras es el regateo de los clientes, casi siempre turistas, que consideran que pagar 380 pesos por un producto único y hecho a mano es mucho dinero.

“Ha sido algo muy difícil, aún nos encontramos mucho regateo, generalmente no se valora el trabajo artesanal. Normalmente es un trabajo de tres semanas y el cliente no valora eso. En la actualidad la gente es más consciente, se van dando cuenta de todo el tiempo que invertimos en crear cada una de las piezas. Muchas personas nos han dicho que nuestras tazas son caras, yo pienso que no, tratamos de concientizar a la personas, no podemos regalar nuestro trabajo.

“Son diseños personalizados, a veces pedimos hasta una o dos semanas más para que la pieza quede bien, nos gusta entregar trabajo de calidad”.

A Mercedes no le gusta decir que tiene planes a futuro, pues dice que la creatividad no puede calcularse, cada idea llega a su tiempo, comenta la microempresaria.

Actualmente los productos de la marca “Tiquis” se venden a través de internet, principalmente en la página de facebook ‘Tiquis Manualidades’, en los teléfonos 981 116 18 78, 442 369 90 84 o en el hotel Fiesta Inn.

Durante todo el mes de abril, los productos “Tiquis” se exhibieron en ‘Punto México’, el espacio otorgado por la Secretaría de Turismo para difundir el trabajo de los artesanos de Querétaro, lugar al que ambas artesanas, provenientes de Hidalgo, esperan volver pronto.

“Nosotros formamos parte del Mercadito Artesanal la Textilera, pero nos encuentran en la pagina de feis, trabajamos también artículos para navidad o días de muertos, halloween, hacemos esferas, guías para escaleras o balcones, somos emprendedoras, nos gusta hacer productos para cualquier temporada del año. Todo este año vamos a estar en el Hotel Fiesta Inn, en 5 de Febrero casi esquina con Zaragoza”, comenta la emprendedora.

Comentarios