Pugnan por acelerar los procesos legales

Portada 02/07/2014 00:03 Actualizada 03:30

El ciudadano aspirante a la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro (DDHQ), César Pérez Guzmán, declaró que en caso de quedar como ómbudsman queretano, una de sus propuestas que presentará será agilizar los procedimientos legales para dar trámite a las quejas por violación a derechos humanos, pues reconoció que en su caso ha sido un proceso largo y ha requerido el apoyo de expertos.

Cabe recordar que fue en 2012 cuando inició un procedimiento al interponer un recurso en contra de la 56 Legislatura por haber considerado discriminatoria la elección para presidente de la entonces Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), en donde la convocatoria prohibió su participación al superar los 60 años. Este caso ha tardado más de dos años en resolverse.

Guzmán reconoció que por el efecto del amparo de Miguel Nava Alvarado, el proceso se modificó por instrucción del juez de distrito, quien resolvió que se iniciara el procedimiento para la reposición del cargo, pero que se detenga al momento de la elección a fin de dar cumplimiento cabal al proceso.

“Es el camino que está establecido y no hay otra más que acatarlo, todos tenemos que actuar en el marco de la ley y si así lo dicta, debemos caminar en ese sentido”.

Sin embargo, el profesor subrayó que son tiempos muy largos que complican la conclusión del caso.

Reportan avances

Pérez dijo que ha logrado avanzar en su caso gracias a la asesoría de expertos en el tema, por lo que consideró que los trámites deben ser accesibles a todos los ciudadanos.

“Lo que sí me parece es que debemos estudiar como ciudadanos de Querétaro cómo abreviar todos estos procedimientos porque se hacen muy largos y otra cosa que me parece muy importante, sólo es para gente especializada. ¿Qué pasa con la gente sencilla que acude a quejarse de violación a los derechos humanos, si no tiene los conocimientos jurídicos ni toda la herramienta necesaria para hacerla valer?”, preguntó.

Por lo tanto, el aspirante dijo que en caso de quedar al frente de la Defensoría buscará impulsar reformas constitucionales que permitan abreviar todo el procedimiento de la queja para que esté al alcance de la población y no únicamente para expertos en el tema.

“Esa es una de mis preocupaciones, en caso de llegar a la Defensoría de los Derechos Humanos esa será una de mis propuestas”, adelantó.

Finalmente, dijo que espera que el juez de amparo dé una respuesta el 23 de julio, fecha que dio para una audiencia constitucional en donde se determinará el día que se llevará a cabo la elección.

“En el momento en que retire la suspensión, en ese momento se procede a la elección”, concluyó.