Se encuentra usted aquí

Llama obispo a combatir indiferencia

02/01/2016
01:36
-A +A

En su mensaje de año nuevo, el obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, exhortó a los fieles católicos queretanos a no ser indiferentes ante las necesidades de los demás, sobre todo con las tragedias que afectan al mundo, como hambre, pobreza, migración, contaminación, entre otros.

Pidió ser misericordiosos, ya que las obras, tanto espirituales como corporales, son el programa y el itinerario a seguir que guían para hacer el bien y con ello “hacer la voluntad de Dios”.

“Es imposible no mirar las múltiples tragedias que afectan a los diversos pueblos del mundo, además de la pobreza, el hambre, el subdesarrollo, los conflictos bélicos, las migraciones, la contaminación, la desigualdad, la injusticia, el crimen organizado, necesitamos dejarnos conmover por las carencias y necesidades reales del prójimo”, destacó.

En este sentido, exhortó a los queretanos a ser agentes comprometidos con la reconstrucción de la justicia y la paz, protegiendo la creación y combatiendo la pobreza, lo cual, dijo, implica anunciar el Evangelio, construir paz y hacer comunidades de paz.

“Hay que vencer la indiferencia y conquistar la paz, pues la indiferencia representa una amenaza para la familia humana, provoca cerrazón y distanciamiento, y termina contribuyendo a la falta de paz con Dios, con el prójimo y con la creación. Hay que aprender a detenernos ante los sufrimientos del mundo para aliviarlos, ante las heridas de los demás para curarlas”, refirió.

Agregó que es indispensable brindar amor, no importa si son extranjeros, enfermos, encarcelados, incluso enemigos, y reiteró, ser misericordiosos, ya que en estos actos siempre está presente el corazón de Dios, afirmó.

“Deseo a todos los corazones, un año santo de gracia y reconciliación en este Año jubilar extraordinario de la misericordia, con mis oraciones para que el señor derrame copiosas y abundantes bendiciones en sus vidas y en la de todos sus seres queridos”, acotó.

De igual forma, la grey de la Iglesia queretana, agradeció la ayuda misionera de aquellas personas que se trasladaron a las diferentes comunidades del estado para llevar el Evangelio y con ello, tener acercamiento con los diferentes sectores de la sociedad, sobre todo a los más necesitados.

“Mi especial gratitud y cercanía con los adultos mayores, enfermemos que a pesar de sus limitaciones siguen mostrando ternura y paciencia de Dios para con la humanidad, no dejemos nunca de realizar obras de bondad y de misericordia”, aseguró.