"Aún soy el dirigente de Morena": Carlos Peñafiel

Dejaré un partido fuerte en Querétaro, asegura
"Aún soy el dirigente de Morena": Carlos Peñafiel
Foto: Archivo. El Universal
12/05/2019
05:16
Domingo Valdez
-A +A

Carlos Peñafiel Soto afirmó que sigue siendo presidente estatal de Morena y que cuando deje ese encargo en unos meses dejará un partido fuerte y con amplias posibilidades de ganar la gubernatura del estado.

Ayer, en el informe de la regidora capitalina Ivonne Olascoaga, Peñafiel aseguró que tanto él como Jesús Méndez Aguilar, se presentaron como lo que son, uno como presidente estatal y otro como secretario general de Morena.

Al hacer un análisis de su gestión al frente de Morena, dijo que es un partido muy joven, que apenas obtuvo su registro a finales de 2013, cuyo primer presidente estatal fue Sinhue Piedragil Ortiz, quien, de acuerdo a Peñafiel Soto, dejó los cimientos para fundar el partido político, mientras que a él le correspondió la “obra negra”.

Comentó que el crecimiento de Morena ha sido destacable, porque convirtió al partido político en la tercera fuerza política del estado, obteniendo 6% de los votos de la elección.

“Siendo un partido nuevo, hizo algo nuevo. A la siguiente presidencia me correspondió a mí, honrosamente esa responsabilidad, y a mí me tocó hacer ‘la obra negra’ del instituto político que se llama Morena, y mis resultados objetivos, en primer lugar, nuestro candidato a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, le gana a Ricardo Anaya y a toda la coalición, incluyendo a Acción Nacional, y gana por siete puntos porcentuales, lo cual jamás había pasado en Querétaro”, recordó Peñafiel.

De la misma manera, agregó, los resultados objetivos de su gestión en la entidad, fue romper el bipartidismo funcional que había existido entre el PRI y el PAN desde 1997, en donde se “iban rolando uno a otro”, incluso ver que un hermano competía por un partido y el otro por otro instituto político. Morena, agregó, rompió con ese esquema bipartidista en Querétaro.

La izquierda en el estado, añadió, era inexistente en la entidad, y Morena rompió con ello, y por primera vez un partido de izquierda obtuvo un senaduría, además de diputaciones locales, logrando seis escaños en el Congreso local, lo que llevó a su instituto político a ser la segunda fuerza en el estado.

Sobre el futuro del partido, precisó que vislumbra en el corto plazo a un gobernador de Querétaro que será emanado de Morena.

 

Comentarios