Una carrera ascendente, pese a fracasos electorales

El Partido Acción Nacional ha colocado a Ricardo Anaya en varios puestos clave

Foto: Archivo. EL UNIVERSAL
Política 30/07/2018 06:13 Francisco Flores Actualizada 07:33

A través de las derrotas del PAN, el ex candidato presidencial, Ricardo Anaya Cortés, fincó una carrera política ascendente. Nació en Naucalpan, Estado de México, pero su residencia la estableció desde su infancia en Querétaro, entidad en la cual ingresó al Partido Acción Nacional (PAN) a finales de la década de los noventas por invitación del ex diputado federal panista, Manuel Ovalle Araiza.

En el año 2000 participó como candidato a diputado federal por el primer distrito en Querétaro y perdió la elección frente al ex dirigente de la sección 24 del SNTE, Marco Antonio Rojas Valladares, quien abanderó al PRI en dicha elección.

Esa derrota que sufrió en su intento por llegar a San Lázaro, lo catapultó tres años más tarde, al ser el coordinador general de la campaña del candidato del PAN a gobernador, Francisco Garrido Patrón, quien en julio de 2003 gana la elección.

El 1 de octubre de 2003, Garrido Patrón designó a Ricardo Anaya al frente de la secretaría particular del gobierno del estado.

En la administración de Garrido, Anaya, además de ser el secretario particular también manejo el programa social estatal que se denominó Programa de Acción Comunitaria (PAC), que contó con presupuesto propio.

En 2009, cuando el PAN perdió la elección de gobernador y también la mayoría de los municipios y el Congreso Local, Anaya Cortés se desempeñó como el coordinador general de la campaña de este partido político.

Pese a la derrota panista en Querétaro, Anaya se convirtió en el coordinador de bancada de los diputados locales del PAN, también en 2010 ganó la dirigencia estatal de este partido y posteriormente en 2011 lo designaron subsecretario de turismo a nivel federal.

En 2012, Anaya se integró como uno de los colaboradores más cercanos de la candidata presidencial de Josefina Vázquez Mota. Esa derrota lo llevó a que lo nombraran el 1 de septiembre de 2013 como presidente de la Cámara de Diputados, en San Lázaro, cargo desde donde operó la aprobación de las reformas estructurales, promovidas por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

En 2015, contra su voluntad, Anaya se hizo a un lado de la carrera por la gubernatura en Querétaro, debido a que tuvo que tomar la presidencia de este partido de manera interina.

En 2018 participó como candidato presidencial, pero quedó en segundo lugar.

Comentarios