Astudillo ve oportunidades

Política 29/07/2014 00:12 Actualizada 08:39

El diputado federal Ricardo Astudillo Suárez, al fijar la postura del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), en la discusión de leyes secundarias en materia energética, aseveró que éste es el inicio de una nueva etapa en el país, en el que sin duda, “los legisladores estamos escribiendo una historia de logros y mejores oportunidades para todos los mexicanos mediante el establecimiento de bases que den certeza jurídica en la transformación de México” .

Señaló que el objetivo principal de la Ley de Hidrocarburos — la primera en discusión— es aumentar la capacidad productiva de la industria petrolera por medio de la participación de particulares en la explotación y extracción de los mismos; con los contratos se prevé atraer más inversión y revertir las cifras que rodean a Pemex.

Asimismo, afirmó que el PVEM se ha mantenido pendiente de que la reforma energética en su conjunto garantice temas fundamentales como son: que los hidrocarburos del subsuelo sigan siendo propiedad de la nación, la construcción de un modelo que permita ampliar la infraestructura, proveer de mayores recursos al estado, que las tarifas de gas y electricidad sean competitivas y que se generen más y mejores empleos.

Reiteró el acompañamiento que el Partido Verde ha hecho desde el inicio a los proyectos del presidente Enrique Peña Nieto, y éste no es la excepción, pues incluye una cuestión que es de particular interés para el partido, el cuidado y atención al medio ambiente.

Gracias a la creación de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del sector hidrocarburos, se salvaguardará la sustentabilidad en el desarrollo del sector energético, siendo uno de los grandes logros nacionales para los temas de prevención ambiental.

Astudillo dijo que hoy con su voto los legisladores tienen la oportunidad de hacer de México un lugar con más oportunidades, con un modelo energético que garantice bienestar para las futuras generaciones; apuntó que es una oportunidad para que la ciudadanía vuelva a confiar en sus representantes políticos.