Piden ampliar ley de desaparecidos

Política 29/06/2014 00:06 Actualizada 15:26

El diputado de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso queretano, Luis Bernardo Nava Guerrero, solicitó que se aplique la ley de desaparecidos de manera retroactiva para los casos recientes como el de Héctor Rangel y Jesús Almaraz.

Reveló que se podría aplicar de manera retroactiva cuando es posible proteger a las familias de los queretanos desaparecidos, dado que son víctimas indirectas.

“Lo que hemos platicado con algunos abogados es que la ley pueda ser aplicable retroactivamente cuando es en beneficio y no en perjuicio de una persona. Eso tendría que ser un asunto de voluntad de las autoridades, que quisieran aplicar la ley de manera retroactiva, en beneficio de las familias, en su condición de víctimas”, informó.

Sin embargo, el panista detalló que al posible acusado o culpable no se le pudiera aplicar la ley de manera retroactiva, ya que no se le puede acusar de un delito que no existía cuando cometió el hecho.

En este escenario, Nava pidió que se brinde el derecho de acceso a los protocolos de protección e investigación para dar con el paradero de los queretanos desaparecidos, ya que actualmente las autoridades no están apoyando con la búsqueda de las personas cuya desaparición ocurrió antes de la publicación de la ley.

Enfatizó que al no hacerse responsable el estado, los familiares tienen que utilizar sus propios recursos económicos para la localización, lo cual dificulta el proceso.

Recordó que anteriormente existía un hueco legal que no clasificaba la desaparición como un delito, por lo que la autoridad no estaba obligada a actuar en estos casos.

“Lo grave que teníamos en el estado era que, si no había un cuerpo, no era homicidio; si no se pedía rescate, no era secuestro; y si no se podía comprobar la explotación, no se clasificaba como trata”, explicó.

La familia de Héctor Rangel, desaparecido desde 2009, ha denunciado amenazas de muerte por algunos funcionarios y que han tenido que investigar por su cuenta.

En el caso de Jesús Almaraz, estudiante de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), uno de los últimos desaparecidos en Querétaro el 1 de junio, la procuraduría lo clasificó con una categoría en la que no se inicia una averiguación previa.