Acaparan la atención “Jefe” Diego y Beltrones

Política 28/07/2014 00:03 Actualizada 09:30

Manlio Fabio Beltrones, coordinador de la bancada priísta en San Lázaro, y el ex candidato presidencial albiazul Diego Fernández de Cevallos “robaron cámara” este domingo al medio día, al fundirse en un prolongado abrazo —en la zona VIP del auditorio Josefa Ortiz de Domínguez— justo antes de que el gobernador de Querétaro José Calzada rindiera su penúltimo informe de actividades.

Cuando las frases que utilizó el gobernador Calzada, en los promocionales de su quinto informe —donde asegura que “en Querétaro todo es posible”— sonaban en todo lo alto al interior del recinto, Diego Fernández y Manlio Fabio Beltrones se abrazaron.

A unos metros, Rubén Moreira, gobernador de Coahuila, paciente esperó que el caluroso abrazo culminara, para posar los tres ante las cámaras. Enfrente de ellos, Antonio Calzada Urquiza, padre del gobernador de Querétaro, sonriente presenció el encuentro. El pasaje, se dio en medio de una atiborrada zona VIP, 10 minutos antes de que José Calzada ingresara al recinto.

El gobernador acompañado de su esposa, Sandra Albarrán y sus tres hijos, tardó 22 minutos en llegar hasta el pódium para el inicio de la ceremonia. Instantes antes, Calzada logró saludar efusivamente “con puño cerrado” a Jesús Silva Herzog, a quien agradeció minutos después, por haberlo recibido a laborar, en 1995, en la embajada de México en Washington. Tras escuchar el Himno Nacional y hacer honores a la bandera, José Calzada inició con su discurso, que duró 53 minutos.

La intervención fue interrumpida sólo en cinco ocasiones, por aplausos de los asistentes. La más ovacionada, cuando recordó el apoyo que, gracias al uso de las redes sociales, le brindó gobierno del estado a más de 2 mil queretanos, que habían quedado varados en las playas de Zihuatanejo y Acapulco, por el paso de Manuel e Ingrid.

Uno de los momentos emotivos del V Informe de Gobierno de José Calzada lo propició el propio Ejecutivo estatal, cuando habló de dar hasta el “último aliento para llegar a la meta”. Un auditorio “hipnotizado” ante el discurso del mandatario, este se dirigió al secretario de Economía y representante del presidente Enrique Peña Nieto, Ildefonso Guajardo Villareal.

“Este es el momento de la construcción de una nueva era, de un Querétaro más humano, más eficaz y más cercano. Me siento orgulloso de pertenecer a una generación que se atrevió a creer y a cambiar las cosas desde el gobierno. Tuvimos que retar a un sistema que requería innovación, para dar mejores resultados. Que fue creado para transitar, pero no para trascender. Hecho para administrar más que para crecer. Concebido para complacer, mas no para competir (…)”, remató el gobernador de Querétaro.

Temas Relacionados
acaparan atención jefe Diego beltrones