Tomas clandestinas son un dolor de cabeza: Segob

Delegado pide reforzar mecanismos de seguridad en los tres niveles de gobierno

Dice que la atención del delito compete a la federación, pero que para atenderlo es necesaria la coordinación con autoridades estatales (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Política 26/02/2017 03:22 Marittza Navarro Actualizada 10:42

Las tomas clandestinas son “un dolor de cabeza” para las autoridades de gobierno en Querétaro y, aunque hay vigilancia, es necesario que se refuercen los mecanismos de seguridad de los tres niveles de gobierno, afirmó Juan Carlos Padilla Aguilar, delegado estatal de la Secretaría de Gobernación.

Dijo que ha hablado en múltiples ocasiones con autoridades regionales de Petróleos Mexicanos para advertir sobre la posible complicidad de trabajadores de la empresa.

“Esta parte de las tomas clandestinas verdaderamente ha sido un dolor de cabeza y creo que no hemos podido todavía combatirlo de una manera totalmente eficaz. Sí se está haciendo [el combate], sí se ha reducido [la incidencia] y hay una estrecha comunicación entre todas las autoridades”, sostuvo el funcionario.

Pese a estos esfuerzos, reconoció que no han podido abatir la problemática. Advirtió que resulta “extraño” que la mayoría de las incidencias se den en el municipio de San Juan del Río, en donde es necesario ampliar la estrategia de seguridad.

Conminó a las autoridades de todos los niveles a informar con puntualidad cuando se realicen hallazgos de este tipo, así como los avances (cuando así lo permita la ley) de las investigaciones, para garantizar indicios de que ningún funcionario está involucrado en el delito.

“Se siguen presentando por aquí y por allá y lo extraño es que casi siempre en San Juan del Río ya se están presentando con mucha frecuencia. Creo que la instancia municipales, estatales y federales deben reforzar sus mecanismos de supervisión y vigilancia, lo están haciendo y se tienen que hacer todavía más”, refirió.

Con el descubrimiento de una nueva toma clandestina en San Juan del Río, ahora al interior de instalaciones de Pemex, el alcalde Guillermo Vega informó que exhortará a la Secretaría de Economía para que se investigue al personal de la empresa.

Las sospechas de posible colusión también las comparte el gobernador del estado, Francisco Domínguez, quien refirió este mismo viernes que hasta ahora no han podido corroborar este supuesto.

En el caso de la Segob en Querétaro, tampoco se tienen informes de que las autoridades respectivas haya logrado establecer vínculos entre el personal que labora en Petróleos Mexicanos y el robo de combustible a través de tomas clandestinas.

“Yo mismo he intervenido para hablar con autoridades de Pemex de la región, haciéndoles el señalamiento que, desde mi punto de vista, tenían que mejorar los mecanismos de supervisión e investigar si hacia dentro hay cómplices. Se tienen muchos indicios que puede haber una colusión, pero desconozco si ya identificaron algún punto”, sostuvo.

El viernes pasado, en San Juan del Río se detectó una toma clandestina a un ducto de combustible, que se encontraba habilitada desde una central de rebombeo de Pemex. Es la primera ocasión en la entidad en que las instalaciones resguardadas por la empresa son empleadas para la sustracción ilegal de hidrocarburos.

El suceso provocó diversas reacciones. El gobernador Francisco Domínguez Servién dijo que siempre ha habido sospechas de colusión de personal de esta empresa y que, ante la anunciada nueva estrategia de seguridad de Pemex, que implicaría el uso de tecnología para tener vigilancia precisa de posibles robos, buscaría que Querétaro sea uno de los estados contemplados en la nueva táctica.

Por su parte, el alcalde Guillermo Vega Guerrero advirtió que este evento obliga a la federación a indagar la posible colusión de trabajadores de Pemex en el ilícito cometido con recurrencia en territorio queretano.

Temas Relacionados
tomas clandestinas gobierno Pemex Segob

Comentarios