23 / junio / 2021 | 01:37 hrs.

90% se destina para nomina

Política 25/10/2012 16:35 Actualizada 20:52

De los 600 millones de pesos que está gestionando como presupuesto para el 2013 el poder Judicial del estado, 90% lo destinará al gasto de operaciones, esto es, para el pago de nómina de sus mil 140 empleados.

De acuerdo al magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia en el estado (TSJE), Carlos Septien Olivares, el presupuesto global ya se sometió a consideración y quedó aprobado, el monto que asciende a 600 millones de pesos, representa un incremento de 30% comparado con el del 2012, ya que se está considerando, la creación de las salas en materia oral mercantil que tendrán que incorporarse a partir del 2013.

En base a las cifras del magistrado 90% de los recursos que recibe el tribunal se destinan a los salarios de sus empleados: jueces, magistrados y personal administrativos, lo que equivaldría a un monto de 540 millones de pesos, mientras que 60 millones restantes se destinarán a diferentes programas, principalmente justicia oral.

Sobre los recursos, Septien Olivares, precisó que nunca habrá presupuesto suficiente para atender todas las necesidades, por lo que en el poder Judicial está considerando lo más indispensable para operar. “Nunca hay un presupuesto suficiente, estamos considerando lo más indispensable para poder operar, el personal del poder judicial tiene bien puesto la camiseta, somos una institución que sabemos adecuarnos a las necesidades, sabemos el entorno socia, hay muchos programas por desarrollar pero tenemos que adaptarnos a la economía correspondiente”.

Entre las necesidades que se tienen, se refirió al abrir más tribunales, situación que no se puede hacer por la cuestión de recursos, no obstante se buscan soluciones y las juicios orales aligerarán la carga. “Tenemos que buscar soluciones alternas, la justicia oral va a permitir que dentro de esa etapa del proceso oral se llegue a un convenio, para cada que las partes se concilien a un tipo de mediación y se arreglen eso disminuye la carga, los juicios van en incremento pero tenemos que tener prioridad en abrir los espacios que necesitamos para solventar las necesidades de los ciudadanos”.

En el estado se cuenta con 22 juzgados menores, conocidos anteriormente como juzgados municipales y 38 de primera instancia.

A pesar de que la carga de trabajo aumenta en los tribunales en función del crecimiento población, el magistrado presidente, expresó que salvo 10 ó 15 nuevas plazas laborales que se abrirán para el próximo año para las salas orales en materia mercantil, el personal con el que se cuenta es suficiente, puesto que tampoco se crearán espacios, sino que en los mismos juzgados que ya operan se adecuarán para que funcionen como salas orales.
En junio del 2008 el presidente Felipe Calderón, dio luz verde a la reforma judicial que termina con los procesos a puertas cerradas con lo que los procuradores y los defensores deberán presentar sus alegatos de manera oral.

Las modificaciones establecen que en adelante todos los juicios serán orales y públicos en lugar de los procesos que actualmente se realizan a puerta cerrada e incluso sin la presencia de los acusados, algo visto como un método que propicia corrupción y arbitrariedades. El juicio oral propone medios de justicia alternativa, en los cuales los conflictos que deban resolverse sean la minoría, y en el supuesto de desahogar un juicio oral, pues el mismo sea rápido y sea desahogado en una sola diligencia ante la presencia del juez.