Podría iniciar juicio contra alcalde

Política 24/10/2012 16:30 Actualizada 23:10

El alcalde de Ezequiel Montes, Jorge Luis Vega Ocampo, bendijo las instalaciones de la presidencia municipal y los automóviles que serán utilizados durante el periodo 2012-201, acto que viola la laicidad del estado.

“El párroco de Ezequiel Montes Francisco, Javier Jiménez, acudió a las oficinas de la presidencia municipal a bendecir cada una de las oficinas y los automóviles que se utilizarán en la administración 2012-2015.
Acompañado por el presidente municipal licenciado Jorge Luis vega Ocampo iniciaron un recorrido por cada una de las direcciones y coordinaciones” dio a conocer comunicación social de esta demarcación a través de un comunicado de prensa.

De acuerdo con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 40 señala que “es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una republica representativa, democrática, federal, compuesta de estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior; pero unidos en una federación establecida según los principios de esta ley fundamentales” por eso que el diputado local Marco Antonio León Hernández informó que pudiera iniciarse un juicio político en contra del alcalde de Ezequiel Montes lo que pudiera derivar en su destitución.

Este acto religioso que se llevó a cabo el pasado 15 de octubre vulnera el estado laico a decir del diputado, por lo que violenta la Constitución y no fundamenta su acción en alguna razón lógica.

“La iglesia católica tiene una influencia importante para Querétaro y en ocasiones se vulnera el estado laico como en el caso de hace unos días del municipio de Ezequiel montes que el presidente municipal decide llevar a un sacerdote a bendecir las instalaciones de la presidencia municipal, aquí violenta la Constitución, violenta el estado laico, él debe explicarle a la legislatura cuál es el fundamento de su acción por qué no se nos olvide que el principio de legalidad ordena que todo lo que haga la autoridad fundar y motivar, es decir darnos las razones, los argumentos y decirnos en qué ley se fundamenta”.

Aunado a esto dijo que es un acto de intolerancia hacia las personas que no profesan esta religión o para las que no creen en este tipo de rituales además de utilizar recursos públicos en actos religiosos.
“Es un acto de intolerancia para los creen en otras religiones y para los que no creen, el estado laico aplica un ejercicio de tolerancia, el estado laico no implica que el funcionario no sea creyente, al contrario, implica que el funcionario crea en lo que él quiera pero que no utilice los recursos públicos de un pueblo plural en hacer actos religiosos, aquí es un acto religioso público en una institución municipal”.

León Hernández dijo que además es una negación a las capacidades que el edil puede poseer ya que sólo falta que diga que Dios va a resolver los problemas de esta demarcación.

“A parte es además una negación de su capacidad mental, él esta apostándole más a la capacidad de dios que a su capacidad, al rato va a estar diciendo que no se hacen las cosas porque dios no quiere”.

Por su parte, el presidente de la comisión instructora de la 57 legislatura informó que hasta el momento no se ha iniciado ningún procedimiento en la comisión ya que no existe ninguna solicitud, pero en caso de ser así, la rescisión de funciones de Vega Ocampo pudiera ser una opción.

El legislador de movimiento ciudadano puntualizó que el problema no radica en las creencias de los políticos ni en las reuniones que se pudieran llevar a cabo, sino en la forma en la que se realizan.

“Habría que distinguir: uno, se vale reunirse con quien quiera y esto me parece que es una obligación, yo estoy en contra de que las reuniones sean en lo oscurito, hagamos todas las reuniones que queramos pero de cara a la sociedad, respetemos el estado laico A mi me parece que hay que reunirse con todos, está bien pero no que le pregunte cómo hacer las cosas, eso sería lo reprochable”, concluyó el legislador.