Realizan foro sobre protección a periodistas

Política 23/12/2015 01:47 Actualizada 02:10

Organizado por estudiantes de quinto semestre de la licenciatura en Comunicación y Periodismo, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) efectuó el foro Protección del Ejercicio Periodístico. La Ley Pendiente.

En esta actividad participaron exponentes distinguidos del periodismo queretano como la maestra Mariana Chávez Castañeda, corresponsal de La Jornada y jefa de información del semanario Tribuna de Querétaro; la especialista Patricia López, reportera del Diario de Querétaro y de la agencia Quadratín; y Demian Chávez Hernández, corresponsal de la agencia Proceso Foto y director de la agencia fotográfica Obtura.

El ejercicio fue moderado por el maestro Carlo Aguilar González, coordinador de la licenciatura en Comunicación y Periodismo, y tuvo como objetivo hacer un análisis de los vacíos de la legislación actual en materia de la protección del ejercicio periodístico en Querétaro.

Al respecto, la maestra Mariana Chávez recordó que en 2013 el entonces diputado local Braulio Guerra Urbiola propuso una iniciativa orientada a garantizar la libertad de expresión y el ejercicio periodístico. Esto, dijo, significaba que el estado brindara servicios de salud y seguridad social a los periodistas y el deslindar a las empresas de medios de comunicación de estas responsabilidades.

Posteriormente, a finales de 2014 se produjo un nuevo documento y una comisión de diálogo entre periodistas y autoridades gubernamentales, para plantear la implementación de mecanismos de protección y prevención, sin llegar a concretar ideas.

Aseguró que aunque la propuesta ha sido una promesa por parte de los legisladores y políticos, no hay un interés real.

Por su parte, la especialista Patricia López señaló que la iniciativa de ley preveía una limitación y un control de la actividad periodística; ante ello señaló que “los periodistas en Querétaro vivimos en una indefensión laboral; tenemos muy pocos derechos laborales y las empresas que sí los reconocen son muy pocas”.