Destruyen 8 toneladas de material electoral

22/10/2015
12:57
-A +A

El Instituto Nacional Electoral (INE) en el estado llevó a cabo la destrucción de más de ocho toneladas de material electoral, en donde se incluyeron más de 800 mil boletas con voto, sin voto y con sufragio nulo de la elección a diputados federales, lo cual equivale a mil 684 paquetes electorales y papelería.

Asimismo, el Instituto resguardó 744 paquetes electorales con boletas, las cuales serán estudiadas por las autoridades electorales a fin de conocer la participación ciudadana respecto a la pasada elección.

De acuerdo con Fernando Ferrer Molina, vocal de organización de la junta local del INE, la ley general establece que una vez terminado el proceso electoral, el consejo general del Instituto aprobará los lineamientos para la destrucción y para la realización de estudios.

“Se aprobó la destrucción de un cierto número de paquetes; 744 en la entidad se reservarán para estudio, por lo cual únicamente se procedió a destruir las boletas de votos válidos, nulos y boletas sobrantes de mil 648 paquetes, que equivalen a más de 800 mil boletas”, aseguró.

Sin embargo a estos paquetes electorales, se sumó otro tipo de papelería, como mamparas, cartelones, y toda aquella papelería utilizada en el proceso electoral 2014-2015, dando un total de ocho toneladas y media de papel, obtenida de los cuatro distritos federales. El papel recolectado fue enviado a la empresa Eco fibras Ponderosa, empresa dedicada al reciclaje, y con la cual trabaja el Instituto desde 1997.

“La empresa separa el papel, lo tritura y lo vuelve pulpa para reutilizarlo, ellos proporcionan los transportes y regresan la cantidad por el precio de papel obtenido, recibimos unos recusos por parte de la empresa que se reintegra al presupuesto del Instituto, de aproximadamente cinco mil pesos por distrito”, destacó.

Respecto a los 744 paquetes que se resguardaron para su análisis, de acuerdo con el funcionario electoral, estos serán utilizados para ser estudiados, ya que dentro de las facultades del Consejo General del Instituto, se encuentra el poder ordenar estudios de participación ciudadana.

“Se estudiara la forma en que los ciudadanos marquen las boleta; especialmente es en lo que se va hacer en el estudio y posteriormente se dará su destrucción. Son únicamente boletas sobrantes, votos válidos y nulos que se encuentra dentro de los paquetes, y haremos el análisis de las boletas, el Instituto crea los mecanismos para hacer los estudios, nosotros los aplicamos aquí, recabamos los datos y en México se sistematizan”, aseguró.

Una vez que se realicen los estudios, estos ser harán públicos, situación que podría generarse en marzo de 2016. “Los estudios podrían darse en el mes de noviembre y diciembre en lo que se procesa la información, y el objeto es conocer como participa la gente, cuántos hombres, mujeres, si son de la zona rural o urbana, si tiene un patrón en la cancelación de la boleta, si traen algún mensaje en la boleta”, acotó.

Derivado de este estudio puede generarse un nuevo rediseño de las boletas electorales.