Buscan fortalecer relación con Iglesia

Política 20/06/2014 00:52 Actualizada 09:28

Con la finalidad de afianzar la relación del Poder Legislativo y la Iglesia, se reunieron 20 diputados locales con el obispo de la Diócesis de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, en un desayuno en el seminario conciliar. En el evento que calificaron de histórico abordaron temas como la defensa de la familia, combate a la pobreza, protección a la niñez y juventud.

La mañana del jueves tuvo lugar el encuentro conocido como “pastor-ovejas”, a puerta cerrada, donde estuvieron analizando diversos temas durante alrededor de dos horas y media.

Al término de la reunión, el presidente de la Mesa Directiva, Braulio Guerra Urbiola, expresó que esto demuestra el interés de construir acuerdos para el beneficio de toda la ciudadanía.

“Me parece que en la construcción del Querétaro democrático el Poder Legislativo tiene la obligación de interactuar, de reunirse con los grandes líderes sociales del estado de Querétaro. El Poder Legislativo reconoce en el obispo Faustino Armendáriz a un líder social, el hacer patente pues el trabajo que los legisladores queretanos tenemos como responsabilidad con la ciudadanía pero al mismo tiempo escuchar los planteamientos que nutren la agenda social para una sociedad armónica y en paz”, declaró Braulio.

El priísta resaltó como fundamental crear una relación entre ambas esferas ya que el país debe mantenerse en el mismo camino y unido, con herramientas para los liderazgos sociales.

“El obispo nos conminó, en un documento, a la responsabilidad legislativa, con compromiso con los ciudadanos, con la sociedad. Esta responsabilidad es actuar con acuerdos en todo lo que vele, más allá de nuestros partidos políticos, por la sociedad”, subrayó el diputado.

En otro tema, luego de que el sacerdote de la Arquidiócesis de Morelia retirara de su ministerio al padre Jorge Manuel Guevara por publicar fotografías de mujeres y autos de lujo en su cuenta de Facebook, el obispo de Querétaro dijo que la Iglesia deberá mantener su trabajo.

Armendáriz consideró que ante este tipo de acciones, deben afrontar las consecuencias y a pesar del daño que le causan estos hechos a los feligreses, dijo que la Iglesia seguirá trabajando con valores sociales y armónicos.