Defensoría señala falta de garantías en penales

19/10/2015
03:15
-A +A

A decir de Miguel Nava Alvarado, presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro, las principales violaciones que se cometen en los penales, son hacia los visitantes, pues no se garantizan las garantías fundamentales de las personas ni su dignidad, situación que ha sido denunciada por el organismo en repetidas ocasiones.

De acuerdo con el servidor público, existen diversas afectaciones en contra de las personas, tanto de los internos como de los visitantes, en las que se incluyen a los menores de edad, por lo que aseguró que se han realizado recomendaciones e informes especiales en busca de salvaguardar la dignidad de las personas. Puntualizó que se han supervisado los penales del estado y el tutelar para menores. Una de las situaciones con las que el ómbudsman ejemplificó es con la situación de riesgo a la salud, a la que se expone a los menores cuando estos acuden a las visitas de sus familiares, y es que detalló que son llevados a lugares fríos

Miguel Nava comentó que al ampliar sus observaciones se analiza la situación de los visitantes, donde se habla sobre el respeto a los familiares, pues aseguró que cuando acuden llegan a ser víctimas de afectaciones a sus derechos.

Al cuestionarle respecto a la información que se diera por parte de las autoridades estatales, en las que se señaló que existe autogobierno al interior de los penales, Miguel Nava Alvarado dijo que esta situación corresponde estrictamente a la competencia del poder ejecutivo, por lo que pidió que se refuerce la seguridad y los controles de confianza para el personal que ahí labora.

Sin embargo, puntualizó que el refuerzo de las medidas de seguridad no debe estar relacionado con las violaciones de los derechos humanos de las personas, ni con un trato indigno, pues aseguró que los derechos humanos de las personas deben ser protegidos sin importar la situación legal que esté enfrentando.

Aunado a esta situación, el ómbudsman del estado de Querétaro comentó que independientemente de que las personas estén privadas de su libertad en estos lugares, se debe respetar el derecho a la salud, al deporte y a la educación, por lo que reiteró que en sus verificaciones dentro de los Centros de Reinserción Social se han hecho los señalamientos en cuanto a la defensa de estas garantías.