Va Bejarano contra leyes energéticas

Política 17/06/2014 00:17 Actualizada 09:21

En su visita al estado de Querétaro, el dirigente de la Izquierda Nacional Democrática (IND) Rene Bejarano, —corriente interna del PRD— informó sobre las 2 millones de firmas ciudadanas que se pretenden recabar a nivel nacional y 20 mil sólo a nivel estatal, y que servirán para revertir la reforma a leyes energéticas.

“Esta consulta debe de hacerse el mismo día de las elecciones intermedias de carácter federal o locales, que es el primer domingo de junio de 2015, es una campaña que ha ido avanzando desde el año pasado, y vamos a acelerar la recolección”, destacó.

Recordó que en septiembre de 2013, se entregaron un millón 700 mil firmas al Congreso Federal, por lo que se espera que en esta nueva consulta se alcancen los dos millones, ya que tan sólo el padrón del PRD, supera los 4 millones.

Informó, que actualmente en la entidad queretana se llevan recolectadas 6 mil firmas con la finalidad de recabar más de 20 mil, ya que con base en las encuestas realizadas por el partido, más de 70% de la población queretana está en contra de la privatización.

“El PRI y el PAN están en una complicidad para encubrirse sus irregularidades, porque lo que quieren aprobar en las reformas secundarias son totalmente lesivas, ya que la ley está privatizando el agua, la electricidad a través de diversos mecanismos, generando a las empresas extranjeras condiciones que en ningún otro lado tendrían”, aseveró.

Además dijo que gobierno, diputados y senadores, están aprovechando la distracción de la sociedad en los partidos del Mundial, para aprobar las normas.

“Nos quieren meter 18 iniciativas de ley en fast track para que cuando se acabe la fiebre futbolística nos enteremos de que el territorio nacional está en vías de concesionarse, por eso venimos a organizarnos a llamar a la comunidad del PRD”, aseveró.

Agregó que en caso de que no se revierta la reforma energética, el país y los mexicanos dependerán de las extranjeras para la producción de energía eléctrica, mientras que el petróleo se quedará en manos de las grandes petroleras, y México perderá uno de sus recursos naturales más importantes.

“El PAN y el PRI sabe que la mayoría de la gente no está de acuerdo, y por eso no quien que se haga la consulta, pero es un derecho”.