Señalan beneficios de carril para transporte público

Política 16/10/2012 11:23 Actualizada 11:26

Aumento de la velocidad, disminución en el tiempo de viaje, en el consumo de combustible y en las emisiones de contaminantes, son los beneficios que representaría la implementación de un carril preferencial para el transporte público en las vialidades de la ciudad.

Durante un año y medio de trabajo, Enrique Ramírez Torres, alumno de la Maestría en Ingeniería de Vías Terrestres de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), llevó a cabo la investigación titulada “Comparación de la interacción vehicular inducida por el empleo de carriles preferenciales para el transporte público utilizando microsimulación de tráfico”, proyecto dirigido por Saúl Antonio Obregón Biosca, coordinador de la Maestría.

Ramírez Torres explicó que para su investigación realizó trabajo de campo en las avenidas Tecnológico y Ezequiel Montes, de la ciudad de Querétaro, en las cuales se registraron variables como el ancho de los carriles, la señalización, la sincronización de semáforos, el aforo vehicular, la aceptación de velocidad, las líneas de transporte público, intervalos de llegada, tiempo de espera, ascenso y descenso de pasaje, cambios de carril, distancia de seguridad entre vehículos, obstrucciones o pendientes en la vialidad, entre otras, en la hora de máxima demanda, es decir de las 7:15 a las 8:15 horas.

De acuerdo con el maestrante, la información obtenida se comparó y se calibró para tratar de tener un escenario lo más parecido al real, de acuerdo con parámetros como la matriz origen-destino del transporte público, la velocidad, la distribución de llegada real, intervalos y tiempos de espera y ascenso y descenso de pasaje; una vez calibrados los datos se diseñó el modelo para implementar el carril preferencial en el programa de microsimulación conocido como “Aimsun”.

Los resultados, muestran que de implementarse un carril preferencial se obtendrían beneficios como aumento en la velocidad, disminución en el tiempo de viaje, reducción en el consumo de combustible y en la emisión de contaminantes, tanto para vehículos ligeros como para el transporte público.

Indicó que en el caso de la avenida Ezequiel Montes, el aumento en la velocidad fue del 9.93% para el vehículo ligero y de 24.82% para autobuses urbanos, lo que generaría mayor fluidez. En cuanto al ahorro en el tiempo de viaje, fue de 18.95% para vehículos ligeros y de 44.30% para autobuses “logrando minimizar las pérdidas monetarias con base en el valor del tiempo de viaje de los usuarios e incrementar la productividad de la ciudad al perder menos tiempo en los desplazamientos”.

Respecto de la reducción en el consumo de combustible, ésta fue de 15.56% para vehículos ligeros y de 75% para un autobús y una disminución promedio en la emisión de contaminantes del 15.72% en los ligeros y del 38% en los autobuses, lo que representa una mejora en la calidad del aire y en la disminución de las enfermedades respiratorias.