Sindicatos admiten rezagos

Política 14/10/2012 01:14 Actualizada 01:14

Representantes de diferentes sindicatos en Querétaro reconocieron el desprestigio en el que se encuentran quienes los dirigen y quienes forman parte de ellos, pues argumentan que no han podido transparentar sus cuentas, ni exigir lo que les corresponde.

Jaqueline Burgos Torres, secretaria de relaciones obreras del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) sección 142 explicó: “Hemos estado haciendo las cosas mal, hemos perdido credibilidad ante las personas que representamos y es momento de retomar el camino y demostrar con hechos y no basarnos en palabras y promesas de que realmente vamos a mejorar”.

Unos y otros se culpan

Demeritados ante la sociedad, ya sea por sus líderes o por la falta de defensa a los trabajadores, los sindicatos viven hoy un desprestigio. Estas agrupaciones enfrentan el reto de trasparentar su actuar, incluso ante sus agremiados.

Héctor Torres Solís, secretario del trabajo de la Federación de Trabajadores del Estado de Querétaro (CTM), asegura que en la agrupación hay transparencia, no así en organizaciones encumbradas como es el caso del sindicato de petroleros, de la Secretaría de Educación Pública o de los gobiernos federal y estatales.

“Nosotros, a través de los medios y del Congreso, hemos visto que hay un interés espacial en lo que es la democracia y la trasparencia sindical, no sé qué tanto insisten en esa situación, cuando los sindicatos manejan sus propias cuotas, informan en cada asamblea que hay y eligen libremente a quienes los representan”.

Defendió a los sindicatos modestos, pero reconoció que los líderes están “influidos” desde los partidos políticos o intereses patronales. Torres Solís cuestionó el interés por la trasparencia y argumentó que hay temas de fondo más importantes como el número de contratos colectivos.

Jaqueline Burgos comentó que hay un vacío de información en materia de trasparencia sindical: “En nuestra agrupación hay trasparencia, entiendo que cuando hablan de la falta de ésta, se refieren a otras organizaciones”. Ella también atribuyó la falta de transparencia y credibilidad a los “líderes sin principios”.

Juan Emilio Hernández Molina, secretario general de la sección 24 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), acusó a la agrupación Mexicanos Primero porque buscan la privatización de la educación y dijo que por no permitir que extraños revisen sus cuentas, enemigos han desacreditado al magisterio.