Consideran al G. Morín para Congreso

Política 13/11/2012 15:41 Actualizada 20:06

Un ahorro de hasta 6 millones de pesos, es lo que podría derivar del cambio de sede de la 57 legislatura, mudando sus oficinas -actualmente ubicadas en la cale Madero, Centro Histórico-, al centro Cultural Manuel Gómez Morín o mejor conocida como la Biblioteca Central.

El presidente de la Mesa Directiva, diputado Braulio Guerra Urbiola, informó que se contempla la posibilidad del cambio de sede, sin embargo aún no se ha concretado nada.

Aunque insistió que el centro Manuel Gómez Morín es la opción más viable para el cambio de sede de la legislatura, pues algunos de los diputados aseguraron que es una necesidad urgente, ya que implicaría tener un establecimiento de mayor accesibilidad para los ciudadanos.

La falta de servicios debido a la antigüedad del inmueble actual es uno de los factores que han influido para que este cambio sea inminente.

Guerra Urbiola indicó que debido al grosor de los muros de la “Casa Mota” –ubicada en la calle Madre, Centro Histórico-, la instalación de internet inalámbrico no es posible y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no permite que los muros se taladren para colocar el alambrado.

Actualmente se pagan alrededor de 150 mil pesos mensuales por la renta al dueño (que es un particular), más servicios; por lo que con el cambio se pretende generar un ahorro.

En este sentido, el legislador de Movimiento Ciudadano, Marco Antonio León Hernández indicó que este inmueble ya no cubre las necesidades actuales de los diputados y de la ciudadanía.

“Sería en el año 2002 cuando la 53 legislatura decide ampliar su espacio porque todos estaban en 5 de mayo y en una opción en ese momento fue la Casa Mota por la gran cultura que tiene. Sin embargo en este momento tenemos una serie de problemas con servicios, hay diputados que están en tapancos, batallamos mucho con el internet, no podemos meter internet inalámbrico porque los muros son muy gruesos y no se puede y Telmex no le quiere entrar. También el INAH por ser un recinto histórico hay muchas limitaciones, necesitamos instalaciones más cómodas y más funcionales”, dijo León Hernández.

De igual forma, su homólogo, Diego Foyo López aseguró que este recinto ya no es funcional para los legisladores por lo que considera que una adecuación en el Centro Cultural Manuel Gómez Morín sería lo más factible.